El Gobierno aprueba nuevas ayudas a la compra de vehículos verdes

Por JavierBarrio , 28/09/2012
Novedades Salón París 2018
comparte:



Últimas Noticias

El Gobierno aprueba nuevas ayudas a la compra de vehículos verdes
El próximo 1 de octubre entrará en vigor un nuevo plan de ayudas para la compra de vehículos ecológicos, aprobado por el Consejo de Ministros. Las medidas integran una ayuda total de 2.000 euros, 1.000 de ellos aportados por el propio Ejecutivo.
El Consejo de Ministros ha aprobado un plan definitivo de ayudas a la compra de vehículos, denominado PIVE (Plan de Incentivos al Vehículo Eficiente), que comenzará a aplicarse a partir del próximo 1 de octubre en todo el territorio español.
 
Las medidas de ayuda aprobadas integran una ayuda total de 2.000 euros, de los que 1.000 serán aportados por el Gobierno y otros 1.000 por las marcas, para la compra de vehículos catalogados con las etiquetas A o B de eficiencia energética, es decir, con emisiones de menos de 160 g/km. Además, el precio máximo no deberá superar los 25.000 euros antes de IVA.
 
Por su parte, los vehículos eléctricos, híbridos, así como los que utilicen combustible alternativo, también podrán beneficiarse de estas medidas. En los eléctricos, híbridos enchufables y de autonomía extendida el precio máximo de 25.000 euros para acogerse a la ayuda se elimina.
 
Para poder hacer uso de estos incentivos, el automovilista tendrá que entregar un turismo con una antigüedad de más de doce años, o un vehículo comercial ligero con una antigüedad que supere los diez años.
 
La dotación presupuestaria destinada al plan de ayudas será de 75 millones de euros con cargo al Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDEA), y su aplicación será efectiva hasta su extinción o hasta el 31 de marzo de 2013.
 
Según palabras de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el plan permitirá retirar 75.000 vehículos antiguos con altos niveles de emisiones y consumos, además de ahorrar 26 millones de litros de carburante, 160.000 barriles de petróleo, 35.000 toneladas de CO2 y 16 millones de euros.
 
Este plan, según explicó Sáenz de Santamaría, tiene como principales objetivos favorecer el ahorro, dinamizar el sector y retirar vehículos antiguos con el propósito de “mejorar el parque automovilístico español”.
 
El establecimiento de un plan de ayudas que revitalizase el mercado era una reivindicación constante del sector del automóvil, ya que desde 2007 las ventas de vehículos en España han caído a menos de la mitad, y para este ejercicio la previsión apuntaba a un mercado por debajo de las 700.000 unidades comercializadas.