Crónica GP EEUU F1 - Hamilton, tricampeón

Por andrea enzo , 26/10/2015
Novedades Salón París 2018
comparte:



Últimas Noticias

Crónica GP EEUU F1 - Hamilton, tricampeón
Lewis Hamilton se convierte en tricampeón del mundo tras ganar el GP de Estados Unidos, una carrera loca en la que Rosberg y Vettel completaron el podio. Verstappen 4º, Button 6º, Sainz 7º y Alonso 11º realizaron una actuación memorable.

Lewis Hamilton se ha coronado en Austin por tercera vez como campeón del mundo, un título que logra a falta de tres carreras y después de demostrar con solvencia y mano firme una superioridad que no ha encontrado rival, pese a los intentos tímidos de Nico Rosberg y Sebastian Vettel a lo largo de un campeonato que apuntaba desde la primera vuelta de la primera carrera al británico de Mercedes GP.

La carrera en particular, y el fin de semana en general, han sido una locura para todos, pilotos, organizadores, equipos, periodistas y espectadores, ya que la meteorología ha jugado a capricho con  los horarios y los intereses de unos y otros. Lo poco que se pudo rodar viernes y sábado fue sobre una pista hasta arriba de agua, hasta el punto de que la calificación se tuvo que aplazar para celebrarla sólo cuatro horas antes de la carrera. Y paradójicamente, el gran premio, que empezó con la pista empapada, se fue secando poco a poco hasta acabar todo el mundo con neumáticos de seco.

En esta auténtica locura, la moneda estaba constantemente en el aire y cada vez que caía de uno u otro lado, aparecía un accidente para sacar un Safety Car a pista y de nuevo lanzar la moneda para beneficio de unos y perjuicio de otros. Y así todo el rato. La salida fue espectacular, Rosberg arrancaba delante de Hamilton y en la primera curva ambos se tocaron rueda con rueda, quedando peor parado el alemán, que vio como los Red Bull se pusieron por delante. Mientras, Alonso, que había ganado dos puestos, era empujado por Massa que trompeó y el español perdió más de un minuto. Sainz, por su parte, salía de lujo para pasar por meta en el puesto 12. El español arrancaba vigésimo y último tras un accidente que le impidió disputar la calificación.

Parecía que el primer Safety Car iba a salir a pista, pero la organización no lo estimó oportuno… al principio. Carlos Sainz se ponía décimo en la segunda vuelta tras adelantar a Button y dos giros después los comisarios por fin despertaban y desplegaban un Safety Car Virtual. Le vino al pelo a Hamilton, pues Kvyat estaba a punto de echarle el guante. Cuando volvió la normalidad, Rosberg se puso el traje de héroe y en poco tiempo se quitó de encima a los dos Red Bull, con una facilidad asombrosa. Por detrás Sainz también remontaba y adelantando a Raikkonen ya era octavo. Increíble, con su compañero Verstappen ya en el punto de mira.

En la vuelta 16 los Mercedes ya no tenían gomas. Ricciardo dio buena cuenta de los dos en un episodio de la prueba increíble. Red Bull y Mercedes peleaban como jabatos y por detrás los duelos entre los Toro Rosso y los Ferrari no eran menos apasionantes. La lucha era sin prisioneros, y Hamilton y Rosberg se volvieron a tocar levemente en una nueva disputa por la posición. La pista se secaba y era el momento de poner ruedas de seco.

El primero, obligado por estar ya en las lonas, fue Hamilton. Y justo empezaba a ser el momento del cambio. Poco a poco todos fueron pasando por la vicaría entre la 19 y la 21, y el orden quedó Ricciardo, Rosberg, Kvyat y Hamilton. Con la pista seca, la suerte de los toros se acabó, y los Mercedes empezaron a pasar el rodillo sin contemplación.

El Safety Car real salió en la vuelta 27, justo cuando Rosberg había logrado un colchón de diez segundos sobre Hamilton en tiempo récord. La duda de qué hacer con los neumáticos inundó el paddock y, al final, todos pasaron de nuevo por boxes salvo los cuatro primeros, los dos Mercedes y los dos Red Bull. La mayoría puso blandos, salvo Sainz y alguno más que intentaron llegar al final con duros.

Vuelta 32, se va el Safety y de nuevo las hostilidades se desatan. Vettel y Verstappen sacan el rodillo y los primeros damnificados son los Red Bull, que con gomas usadas no aguantan el ritmo. También los McLaren empiezan a subir posiciones, hasta ser sextos, ver para creer. A 20 vueltas del final Hulkenberg se pasa de listo, toca a Ricciardo y acaba fuera de pista con una rueda colgando. Sainz, mientras, recibe la noticia de una penalización por exceder la velocidad en boxes: su limitador no ha funcionado y serán cinco segundos a final de carrera.

Breve Safety Car Virtual por culpa de Hulkenberg y de nuevo a por todas. Rosberg, Kvyat y Ricciardo aprovechan para pasar por boxes y renovar sus gastadas ruedas. De manera increíble Hamilton se queda en pista, aunque el destino le tenía reservado un comodín en la siguiente mano. Rosberg adelantaba a Vettel en la 42 y enfilaba a Hamilton cuando Kvyat echó una mano al británico, se piñó de manera absurda y el nuevo Safety Car real le vino al pelo al de Mercedes, para cambiar sus ruedas gastadas sin perder apenas tiempo, lo mismo que hicieron Vettel, Sainz y algún otro.

Quedan menos de diez para el final, Hamilton va a por Rosberg como si no hubiera un mañana… pero no se produce el duelo. Rosberg comete un error, se va largo y deja en bandeja la primera posición al que se proclama en Austin tricampeón del mundo. Incluso sufre el alemán para aguantar la segunda plaza que buscaba Vettel. Por atrás, Verstappen, intratable, logra una meritoria cuarta plaza, por delante de Pérez y Sainz, que finalmente deja su sexta plaza en bandeja por la penalización a Button. Alonso, que aguantó en pista con las blandas la segunda mitad de la carrera, perdió potencia del motor en las últimas vueltas y se desangró hasta ser pasado en el giro final por Ricciardo, que le arrebató el último punto en liza.

Tres carreras quedan para intentar dar un espectáculo parecido al visto en Estados Unidos, ya con el título decidido. En una semana se reestrena en México el autódromo Hermanos Rodriguez. Incógnita total en cuanto a prestaciones y estado del asfalto, pero firmamos desde ya una carrera con tantos cambios y adelantamientos como en Austin.

Óscar González Soria – oscar.gonzalez@portalcoches.net