Prueba del SEAT LEÓN CUPRA R – El Golf ‘Made in Spain’

Por sa , 06/04/2010

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

comparte:



Servicios

Zona SEAT
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona LEON
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Prueba del SEAT LEÓN CUPRA R – El Golf ‘Made in Spain’
El color verde kiwi de este SEAT León Cupra R debería ser único e identificativo de esta excitante versión del León. SEAT sigue luciéndose en su vena deportiva y este León Cupra R, además, te da una seguridad propia de grandes berlinas.




Cada vez me gusta más la marca SEAT. Y no lo digo por falso patrioterismo. Es una auténtica pena que fuera de nuestras fronteras no se aprecie de la misma manera un ADN característico y definido. Quizá sea cuestión de gustos, quizá el marketing o los recursos destinados a ello fuera de la Península no sean los apropiados, pero el caso es que cuando las ventas de la marca se resfrían en nuestro territorio, la cosa apunta a pulmonía glaciar en el resto de mercados.
 
Y digo esto, habiendo probado ya el Ibiza, el Exeo y ahora el León, segundo baluarte en ventas, por detrás del Ibiza y por delante de Altea y Exeo, en su versión más potente, y no hablo de otra que el flamante León Cupra R, una vuelta de tuerca a la variante Cupra, que toma directamente el propulsor de sus primos alemanes Golf, Scirocco y S3 (el primero y el tercero con tracción total y el segundo, igual que el español, con tracción delantera). La ‘coña marinera’ perdón por la expresión, aunque es tan cañí que viene a cuento, es que las versiones manuales de su competencia directa salen por, en números redondos, 33.0 euros el Scirocco, 37.0 el Golf y 41.0 el S3. El SEAT se puede adquirir desde 29.720 euros. Ya pueden ponerles equipamiento de serie a espuertas, que el motor, consumos, aceleraciones, prestaciones y sensaciones serán absolutamente idénticas. ¿Entonces?
 
Quizá a la gente le sobre la pasta, pero mi pensamiento en voz alta ya están por escrito, y que cada uno saque sus conclusiones.
 
Centrándonos en el tema y entrando en materia, he de decir que, por causas ajenas a mi voluntad, no pude hacerle a este León Cupra R todos los cientos, miles de kilómetros, que me habría gustado. La agenda en los medios de comunicación, y más en los de motor, es sagrada, y con algo menos de medio millar de kilómetros tuve que devolverlo a la casa casi con lágrimas en los ojos. Y no es para menos. Porque a pesar de que con el XDS han embridado al purasangre, las aceleraciones, y el paso por curva son si cabe aún mejores y el par motor sigue siendo uno de los puntos fuertes de este 2.0, ya que casi durante toda su curva de potencia está utilizable. Lo mejor viene a partir de las 2.5 vueltas. Entonces más vale que estés atento y tengas la mano derecha apoyada o cerca de la palanca de cambios, porque antes de ya tendrás que cambiar de marcha si quieres seguir ganando velocidad y no asustar a la población en 2 metros a la redonda con el rugido del motor aullando a 6.0 revoluciones por minuto.
 
En cuanto a diseño, hay que constatar varios hechos, que por evidentes, no dejan de ser importantes. El Cupra R es, estéticamente, prácticamente igual que el Cupra, y es el carácter deportivo, como menor altura al suelo, todo tipo de alerones, bajos y entradas de aire, y por supuesto las siglas Cupra en el frontal, las que diferencian a estos dos de sus hermanos pequeños. Por último, está el tema del color. Al igual que el amarillo es el identificativo de Ibiza y León Cupra, el verde kiwi parece serlo del R. Es más, afirmaría con rotundidad que debería ser el único color, delator inequívoco de los 265 CV que hay bajo el capó. Son 698 euros de extra, pero creo que merecen la pena. Si tienes un coche así, los demás deben saberlo, y no creo que te compres un Cupra R para pasar desapercibido. Vamos, no te lo crees ni tú. Las llantas blancas (se llaman Potenza y cuestan 305 euros, muy recomendables) de 19 pulgadas y con enormes pinzas rojas también deberían ser obligatorias, pero es un rasgo menos identificativo que el cromático.
 
Por fuera ya hemos visto como está el patio, por dentro, la verdad es que todo está a la altura de lo esperable, menos una cosa, curiosamente, la única que me atrevo a criticar abiertamente. Y afortunadamente, es algo relacionado directamente con el gusto. Lo siento en el alma, pero han destrozado unos baquets espectaculares forrándolos con un tapizado de cuero que asemeja la guata de las batas de franela de los años 70-80, esos batines que llevaban nuestras madres a juego con los rulos. Pues ese estampado, aunque aquí sea en un discreto negro, es lo que menos me ha gustado, de largo, de un conjunto sobrio y espectacular (por dentro). Y es que los asientos son de una calidad fantástica, en cuanto a mullido y capacidad para abrazar tu cuerpo en las curvas.
 
Foto del interior del SEAT León Cupra RSiguiendo con el interior, me gusta mucho el tacto del aro del volante, grueso, irregular, con la parte inferior achatada en metal para dar una sensación más deportiva aún, a juego con los pedales y con parte de la palanca del cambio, otro ejercicio de diseño bastante bonito. Por cierto que el volante y el coche en general pide a gritos unas levas incorporadas para poder subir y bajar marchas sin mover las manos de la dirección, pero estas sólo las puedes montar con el cambio automático de 7 velocidades DSG que tantas satisfacciones ha dado al grupo VAG, aunque, como no, se paga aparte. Las esferas y la consola son casi las habituales en el SEAT León, aunque debo decir que el navegador táctil que lleva incorporado (1.624 euros) sería la referencia si no fuera porque no se ve todo lo bien que sería deseable, motivado por su baja ubicación y porque la pantalla es quizá un poco pequeña. Tampoco es muy buena idea que la información sea siempre en 3D. En cambio, es un detalle, por cierto, el hecho de situar el cuentarrevoluciones en el centro del cuadro de relojes. Y es que esta posición es un justo premio por su importancia y relevancia en el conjunto, aunque compite con el velocímetro, que no tiene reparos en cifrarse hasta los 3 por hora.
 
En prestaciones puras el León Cupra R dejará satisfecho al más exigente, sobre todo teniendo en cuenta que, por precio, es imbatible, quizá sólo puedan semejarse dentro de la competencia otros objetos de deseo como el Mégane R o el Focus RS, en sus versiones más salvajes. Quizá, a los que hayáis tenido la suerte de probar anteriores Cupra que estaban en torno a los 240 CV, el aumento de potencia no ha ido de la mano con mayores problemas para controlar la manada, sino más bien al contrario. La electrónica te ayuda en este siglo XXI de tal manera que te puede incluso salvar la vida en numerosas ocasiones, pero es bien cierto que cada vez gana en intrusismo y para los amantes de las sensaciones puras y para aquéllos que saben dónde está el límite te recorta un poco las alas. De cualquier manera, y bajo tu responsabilidad, el ESP es desconectable.
 
A pesar de los pesares, y mal que nos pese, el sistema XDS es un plus de seguridad que nunca viene mal. Los seis airbags de serie –con posibilidad de montar en opción dos de tórax traseros- van en la misma dirección que este XDS, que no es más que un sistema de control de la tracción muy avanzado, que unido al ESP y a la suspensión Multilink, te proporcionan un conjunto en el que controlar todo lo que pasa en tu SEAT sea una cuestión de coser y cantar. Los automatismos habituales de retrovisores plegables, luces, parabrisas o velocidades de crucero y límite de velocidad se presuponen en un coche de la talla de este León Cupra R. Sin embargo, lo que no se presupone pero aprecias inmediatamente en cuanto los pones a prueba, son unos frenos espectaculares. La distancia de frenada es una de las referencias del sector, y todo ello de serie. Tampoco te olvides del botón para comprobar si hay anomalías en la presión de los neumáticos o el sensor de parking, tan cómodo para evitar toquecitos y rayones innecesarios a nuestro ojito derecho.
 
Este Cupra R es la punta de lanza de una gama que es de lo más completita del mercado, ya que en gasolina dispones motorizaciones de 85, 102, 125, 160, 210 y 240 CV, además del R, y en diesel tienes de 90, 105, 140 y 170. Como para no encontrar el que se ajusta a tus necesidades. Y la verdad es que el precio es de lo más competitivo, es la verdad.
 
Foto detalle del SEAT León Cupra RY como siempre, los detalles que tanto nos gustan. Me encanta la entra de USB, ya lo sabes, hace que todo sea más fácil, y este Cupra R lo lleva. También suelo repetir en Audi, Volkswagen, Skoda y SEAT que el ordenador de a bordo sólo tiene parangón en BMW. Están muy por delante de la competencia. El Cupra R es un cinco puertas, pero la manera que tuvieron los diseñadores de disimular los tiradores de las puertas traseras es alucinante, y por momentos parece un tres puertas. Deportivo, pero con fácil entrada a las plazas de atrás. Otro punto a su favor. También merecido aplauso a los diseñadores a la hora de integrar los limpiaparabrisas delanteros. Encastrados en los laterales, apenas se ven, lo que redunda en el acierto estético y en la aerodinámico. De nuevo ‘chapeau’.
 
También me encanta que, pese a que tiene un corazón de purasangre y claramente es un coche deportivo, radical, también dispone de las flechitas que te indican cuando subir y bajar de marcha para ahorrar combustible. Porque el corazón no está reñido con la razón. Y no te vendrá mal, porque cuando la aguja está más cerca de las tres que de las nueve, el consumo se dispara casi a los 15 litros a los cien, algo que habría que mejorar. Menos mal que hay días que no te apetece estrujar el pedal del acelerador. En cuanto a habitabilidad este Cupra R responde a los cánones del León normal, con huecos donde se puede, incluido en la parte de atrás de la consola central uno para llevar ordenados los CD. Esta unidad no llevaba reposabrazos delantero, y se echaba de menos. Las plazas traseras no son las más cómodas si están en el metro ochenta o más, pero al menos este deportivo está homologado para cinco ocupantes, cosa que la mayoría no puede decir.
 
Este León es una compra inteligente si quieres sensaciones deportivas al mejor precio. Si andas sobrado ahí tienes Golf, S3, etc, etc, pero es lo mismo con otra cara. Poco más, que es una pena que no puedas oír el rugido del motor en cuanto se pisa a el acelerador a muerte. Adrenalina en estado puro…
 

CON LA MANO EN EL CORAZÓN

Compra inteligente. Lo mismo que los demás y a mejor precio. Y no es que el coche sea feo, porque no lo es. SEAT ha logrado poner en el mercado un producto espectacular, prestacional y con señas de identidad propias. Excitante como pocos, seguro como el que más, este SEAT León Cupra R es una auténtica joya.
 

UN COCHE PARA…

…obviamente, un cliente joven, dinámico, con ganas de apurar de un trago y hasta la última gota una vida vibrante y llena de sensaciones plenas. Y que le encante conducir, claro, a ser posible evitando los peajes de las autopistas y adorando las carreteras de montaña… porque ¡¡cómo se mueve entre curvas!!
 
KILÓMETROS PRUEBA – 450 Kms
 
PORCENTAJE (Ciudad-carretera-autovía) 40%-35%-25%
 
---------------------------------------------------
 
SEAT León Cupra R
 

Cubicaje / Potencia: 1.984 cc – 265 CV a 6.000 RPM

Caja de cambios: Manual 6 velocidades

Alimentación: Gasolina. Inyección: Directa. Turbocompresor, Intercooler
 

Longitud / Anchura / Altura: 4.309 / 1.768 / 1.443 mm

Distancia ejes: 2.578 mm

Maletero: - 341 litros

Nº plazas: 5

Neumáticos: 235/35 R19

Tracción: Delantera

Frenos: Frenos de disco ventilado delanteros (345 mm) y disco traseros (286 mm)
 

Aceleración 0-1 km/h: 6,2 seg.

Velocidad máxima: 250 km/h

Capacidad depósito combustible: 55 l.

Peso en orden de marcha: 1.450 kilos

Par motor: 350 Nm / 2.5-5.0

Emisiones CO2: 190 g/km
 

Consumos oficiales:

Extraurbano: 6,6 l / 100 kms

Urbano: 10,7 l / 100 kms

Mixto: 8,1 l / 100 kms
 

Bien:

Aceleración y frenada

Estabilidad y rigidez

Precio
 

Menos bien:

Consumo

Asientos ‘de guata’

Posición muy baja del navegador y pantalla pequeña
 
 
Precio: Desde 29.720 euros
 
Óscar González Soria - oscar.gonzalez@portalcoches.net