Cadillac anuncia un nuevo coche para competición

Por TomásGM , 02/12/2016
Novedades Salón París 2018
comparte:


Servicios

Zona Cadillac
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

Cadillac anuncia un nuevo coche para competición
Cadillac presenta su nuevo superdeportivo para afrontar la IMSA WeatherTech SportsCar Championship Series. El modelo en cuestión es el DPi-V.R 2017.

Cadillac DPi-V.R 2017. Así se llama el nuevo Prototipo que anuncia Cadillac para competir en el IMSA WeatherTech SportsCar Championship Series. Esta competición resulta de la unión entre las Series americanas de Le Mans y las Series Rolex de Deportivos. Por tanto, el nuevo DPi-V.R se encamina a ser uno de los coches en cabeza para las carreras.


La primera vez que se podrá ver este coche sobre el trazado será en la apertura de la temporada de la IMSA. La fecha concreta es para el 28 y 29 de enero. En esta competición se dan cita los superdeportivos con la tecnología más avanzada de Norteamérica. Participan equipos de Canadá y Estados Unidos.



La compañía estadounidense Cadillac vuelve a los circuitos tras 14 años. Johan de Nysschen, su presidente, afirma estar “muy orgulloso de volver a la cima de las carreras de prototipos en Norteamérica. Los modelos de producción Cadillac V-Performance están “transformando la sustancia de los productos de la marca y ganándose un puesto entre las mejores marcas en la élite”, declara de Nysschen.


El prototipo está diseñado para contribuir al rendimiento funcional gracias a elementos obtenidos de la línea actual de modelos Cadillac V-Performance, especialmente el supersedán CTS-V. El desarrollo de la ingeniería se prueba en los túneles de viento. Según Johan de Nysschen, Cadillac ahora tiene “la oportunidad de interpretar el lenguaje con el trabajo de línea y la firma gráfica para este prototipo de primera aplicación de carreras”. Cada detalle del diseño final se selecciona con el objetivo de mejorar el rendimiento que tiene el DPi-V.R 2017 en pista.



Este prototipo cuenta con un motor V-8 de Cadillac de 6.2 litros, aspirado para la carrera. Comparte arquitectura con los motores del Cadillac CTS-V de tercera generación y alcanza 640 caballos de potencia.