Update CMP

Goodyear Oxygene, el neumático “vivo” que limpia el aire

Por HecGalan , 09/03/2018
Novedades Salón Ginebra 2018
comparte:



Últimas Noticias

Goodyear Oxygene, el neumático “vivo” que limpia el aire
El último prototipo de neumático de Goodyear, llamado Oxygene, ha sido presentado en Ginebra y busca que los desplazamientos urbanos sean más limpios, convenientes, seguros y sostenibles.

Como si de ciencia ficción estuviésemos hablando, el prototipo de neumático Oxygene presentado por Goodyear en Ginebra, está “vivo”.  Y si hasta ahora el neumático era esa parte del vehículo inerte, esta concepción podría cambiar con la producción de este prototipo.


El prototipo Oxygene, tiene una estructura única con musgos vivos creciendo dentro de la pared lateral. Una estructura abierta y con diseño inteligente de la banda de rodadura del neumático permitiendo absorber y hacer circular la humedad y el agua de la superficie de la carretera, lo que permite la fotosíntesis y en consecuencia la liberación de oxígeno al aire.



 “Con la previsión de que más de dos tercios de la población mundial viva en las ciudades en 2050, la demanda de redes de transporte en entornos urbanos aumentará sustancialmente”, dijo Chris Delaney, presidente de Goodyear Europa, Medio Oriente y África.


¿Cómo funciona este neumático “vivo”?


Basado en los principios de la economía circular, el Oxygene cuenta con un musgo instalado en la pared lateral, que gracias a que la banda de rodadura absorbe la humedad, consigue alimentarlo con el CO2 del aire y liberar oxígeno gracias a la fotosíntesis. Lo que, en una ciudad como París con 2,5 millones de vehículos, significaría generar casi 3.000 toneladas de oxígeno y absorber más de 4.000 toneladas de dióxido de carbono al año.


Además, Oxygene presenta una construcción no neumática impresa en 3D con polvo de caucho de neumáticos reciclados, lo que le confieren una estructura liviana que absorbe golpes, y supone una solución duradera y sin pinchazos por lo que se prolonga la vida útil del neumático. Asimismo, la estructura abierta del neumático permite mejorar el agarre sobre mojado al absorber el agua de la banda de rodadura.




Pero lo verdaderamente sorprendente de Oxygene es que además genera su propia electricidad al recolectar la energía generada durante la fotosíntesis, lo que le sirve para alimentar sus componentes electrónicos. Tales como, sensores integrados, unidad de procesamiento de inteligencia artificial y franja de luz personalizable en el flanco del neumático que cambia de color, advirtiendo a usuarios y peatones de maniobras, cambios de carril o frenado.


Por último, Oxygene es capaz de conectarse al internet de las cosas, gracias a un sistema de comunicaciones de luz visible, o LiFi, que logra una conectividad con el móvil de alta capacidad a la velocidad de la luz.


Delaney destacó que “igual que los prototipos que Goodyear ha presentado en Ginebra en el pasado, Oxygene está diseñado a desafiar nuestro pensamiento y ayudar a conducir el debate sobre la movilidad futura, inteligente, segura y sostenible”.