Nuevos radares de Tráfico

Por Alvaro Mendez , 10/08/2009 | Visto: 3677

Comparte:
Compartir en Delicius Compartir en Yahoo Compartir en MySpace Compartir en Meneame Compartir en Technorati Compartir en Facebook



Nuevos radares de Tráfico
Los nuevos dispositivos de la DGT medirán la velocidad media de cada vehículo en un tramo definido, de forma que si ésta es superior a la permitida es que el conductor se ha excedido en el límite de velocidad en algún punto de ese recorrido.

Ahora ya no valdrá con pisar el pedal del freno únicamente cada vez que nos encontremos con la señal que nos avisa de que un radar nos está vigilando. La Dirección General de Tráfico tiene preparada su nueva arma secreta, que estará lista para multar a finales de año.

 

Se trata del control de velocidad media por tramos, un sistema eficaz, infalible, cuyo margen de error es mínimo y que trabaja 24 horas al día. Sobre cada carril de la vía una cámara leerá las matrículas de los vehículos y un servidor se encargará de almacenar todas las imágenes con la hora, el minuto, el segundo y la milésima de segundo en que han sido tomadas. Al final del tramo controlado, otra cámara captura una nueva imagen. Un servidor común coteja las matrículas de las dos fotografías y las horas registradas por ambos relojes, que están sincronizados vía satélite para que no haya ni el mínimo desfase.

 

La aplicación informática calcula la velocidad media a la que se ha rodado, teniendo en cuenta la longitud del recorrido y el tiempo empleado por el automovilista. Si la media rebasa el límite marcado en la carretera, las imágenes serán enviadas al centro de gestión correspondiente.

 

Otra de las novedades es que las cámaras de estos nuevos dispositivos leen todas y cada una de las matrículas de los vehículos que circulan por el tramo controlado y funcionan con infrarrojos, por lo que pueden estar operativas día y noche.

 

Al parecer, el primer tramo elegido para instalar los nuevos radares será el túnel de Guadarrama, de 3.1 kilómetros, y tendrá un coste aproximado de 5.0 euros, aunque las siguientes instalaciones serán más baratas, rondando los 2.0 euros. Sin embargo, lo que aún no se ha decidido es si el control de Guadarrama comenzará a multar (de verdad) a finales de año o si se esperará a la aprobación de la reforma de la Ley de Seguridad Vial que se tramitará en el Senado y que podría estar vigente en primavera.

 

Ahora bien, los expertos recomiendan que a la hora de elegir el recorrido se eviten trayectos con accesos y salidas, con variaciones del límite de velocidad o con grandes desniveles.

Los planes de la DGT pasan por controlar primero túneles (trayectos especialmente peligrosos, donde los accidentes resultan mucho más graves), y después extenderlo a otros recorridos; fundamentalmente a autovías y autopistas, pero también a carreteras convencionales. En principio, los recorridos vigilados estarán señalizados, pero no habrá un indicador específico, sino que se empleará el que actualmente informa de la ubicación de radares: "Por su seguridad. Control de velocidad".