Mazda Skyactiv-X: Motor de gasolina y consumos de Diesel

Por Fede Asensio , 09/10/2017
comparte:


Servicios

Zona Mazda
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

Mazda Skyactiv-X: Motor de gasolina y consumos de Diesel
Mazda está desarrollando una nueva tecnología, Skyactiv-X, que aplicará sobre un nuevo motor en 2019. Un nuevo propulsor de gasolina, con los bajos consumos de un Diesel.


Mazda sigue trabajando para ofrecer motores Diesel y gasolina cada vez más limpios y con mejor rendimiento en su programa para reducir al máximo las emisiones contaminantes.


Los Diesel están señalados hace tiempo por sus emisiones contaminantes. Pero las últimas generaciones, adaptadas a la normativa Euro 6, han evolucionado para mejorar al máximo su eficiencia, reduciendo hasta en un 90 por ciento sus emisiones de NOx”.


Los motores de combustión interna tienen todavía un importante recorrido por delante, tanto los de gasolina como los Diesel. Y a pesar de que estos últimos están especialmente señalados por sus antecedentes, son ahora motores limpios que todos los fabricantes van a seguir desarrollando en el futuro para mejorar su rendimiento y eficiencia.


Los motores Diesel han desaparecido prácticamente en los segmentos A y B, los coches de carácter urbano. Pero para aquellos destinados a moverse también por carretera haciendo largos recorridos y con una amplia habitabilidad y capacidad de carga y, especialmente los SUV, la categoría de moda, los motores Diesel siguen siendo la mejor opción a día de hoy. Sus consumos cada vez más reducidos son su mejor referencia, incluso ante los motores de gasolina. Éstos ofrecen unas prestaciones mejores y sobre todo una mayor gama de utilización, con un funcionamiento normalmente más agradable, sobre todo con la sobrealimentación con turbos de baja inercia que permiten una respuesta excelente ya desde bajas revoluciones. Pero su consumo sigue siendo superior al de los Diesel, no tanto a ritmos moderados, pero sí en cuanto aumentamos el ritmo.


Y en este escenario, Mazda sorprende con un nuevo motor de gasolina que lanzará en 2019 (la marca japonesa cree que para 2035 casi un 85 por ciento de los coches seguirán movidos por motores térmicos). Un propulsor con las ventajas de un gasolina en cuanto a prestaciones y funcionamiento, pero con los consumos de un Diesel: el Skyactiv-X.


Mazda, junto con el Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA), ha realizado un estudio comparando modelos actuales del mercado Diesel, gasolina e híbridos, con consumos reales, que coloca a sus motores como los más eficientes.


Mazda Vision 2030: Reducir al máximo las emisiones

El futuro de Mazda sigue los patrones a los que obliga la legislación, con las diferentes normativas establecidas en los próximos años para reducir al máximo las emisiones y que deben de cumplir todos los fabricantes.


José María Terol, Presidente de Mazda España, en el evento Mazda Vision 2030, nos adelantaba que, además de trabajar en la hibridación y electrificación de sus coches, en Mazda también aprovechan la tecnología de la que ya disponen para seguir caminando hacia ese futuro de emisiones mínimas en el aire.


Entre 2019 y 2020 Mazda pondrá en el mercado su primer eléctrico (con y sin rango extendido), un híbrido (mild-hybrid) y posteriormente lanzará sus híbridos enchufables, trabajando a la vez sobre la inteligencia artificial para ese futuro autónomo al que todos apuntan.


Pero en el presente y basándose en sus estudios, consideran que la electrificación del tráfico de nuestras ciudades y carreteras todavía tienen por delante un largo camino para que sean realmente eficientes y puedan convertirse en una solución real.

Por ello Mazda sigue trabajando para seguir haciendo “más limpios” sus motores de combustión eléctrica. Mas teniendo en cuenta que aunque hagan coches de emisiones cero, la contaminación del aire se seguirá produciendo a través de las centrales de producción de la electricidad.


Su apuesta innovadora inmediata es la tecnología Skyactiv-X, que nos han presentado en el Mazda Vision 2030, junto a sus planes de futuro y las directrices que han seguido. Entre éstas, el compromiso que adquirieron y que han cumplido de reducir sus emisiones de CO2 desde 2007 en un 30 por ciento. Y el de reducirlas en un 80 por ciento para 2020.


Mazda sigue desarrollando sus motores Diesel y gasolina con su tecnología Skyactiv para que sean cada vez más eficientes, aplicando soluciones innovadoras. En 2019-2010 tendrá su primer eléctrico.




Skyactiv-X, un motor innovador

El motor Skyactiv-X combina el funcionamiento básico de un motor de gasolina con el de un Diesel, aprovechando las ventajas de cada uno. Un motor que todavía se encuentra en fase de desarrollo y que supone la base de una nueva gama de motores de gasolina.


Un motor de cuatro cilindros y dos litros de cilindrada, de inyección directa que estrenará la nueva generación del Mazda 3, que saldrá al mercado a principios de 2019.


La novedad está en que es capaz de funcionar mediante encendido por comprensión, con una mezcla pobre que hace que la temperatura de la cámara de combustión sea más limitada. De esta forma se reducen los óxidos de nitrógeno que normalmente producen los motores de gasolina y también Diesel.


Tiene una relación de compresión tan alta como en un Diesel (16:1), pero dispone de una bujía (fabricada específicamente para este motor) para cada uno de los cilindros. Mediante el sistema desarrollado por Mazda (SPCCI: Ignición de la compresión controlada mediante bujía), el motor controla el momento exacto de autoencendido Skyactiv-X, el de compresión y la chispa que detona el combustible inyectado (1.000 bares, 5 veces más potente que un motor normal de inyección directa de gasolina), a lo que también ayuda el compresor del que se le ha dotado para inyectar aire en la cámara.


El motor Skyactiv-X permite que el encendido se produzca a cargas bajas y medias, además de en cargas altas como en otros motores de gasolina de inyección directa.


Todo esto se traduce en un rendimiento superior, con una curva de par máximo muy elevada, con un consumo reducido y homogéneo a pesar de que llevemos el motor a funcionar muy alto de vueltas para aprovechar su potencial.


La contraprestación es un coste superior a un motor de gasolina, lo que colocaría a esta mecánica con un precio entre los actuales motores Diesel y los gasolina.


Después del lanzamiento en el Mazda 3 está previsto que el motor 2.0 Skyactiv-X se incorpore en los modelos superiores de la gama (Mazda 6 y CX-5). Para más adelante, probablemente introducir la nueva tecnología en un nuevo motor de menor cilindrada.