Ferrari pierde los derechos sobre el histórico nombre Testarrosa contra una juguetería

Por JavierAlfonso , 09/08/2017
comparte:



Últimas Noticias

Ferrari pierde los derechos sobre el histórico nombre Testarrosa contra una juguetería
La marca Italiana Ferrari ha perdido los derechos de su mítico y reconocible nombre Testarrosa contra una juguetería debido a la falta de uso

Todos recordamos el cásico y mítico Ferrari Testarrosa. Un coche legendario, y un nombre que según lo escuchamos nos transporta a un súper deportivo bólido rojo. Pues esto va a acabar. Ferrari ha perdido los derechos sobre el nombre Testarrosa en un juicio contra una juguetería.



Según el Tribunal de Düsseldorf, la marca italiana no ha usado lo suficiente la denominación en los últimos años como para seguir siendo de su propiedad, y por eso ha perdido el juicio contra la firma de juguetes Autec AG, que quiere utilizar el nombre para otro tipo de productos como bicicletas eléctricas.


Que puede hacer Ferrari


Parece difícil de entender como Ferrari ha podido perder una de sus marcas más históricas y reconocibles contra una empresa de juguetes. Sin  embargo, desde la Corte, Spiegel Online, justifico la decisión del tribunal, ya que: “Una marca debe ser utilizada para mantenerla protegida" y Ferrari no lo ha hecho.


Por su parte la firma de Manarello defendió que si utiliza el nombre, ya que se encarga del manteamiento de los vehículos de los clientes, los Ferrari Testarrosa y 512 TR fabricados entre 1984 y 1996. Ferrari aún puede apelar la sanción ante los tribunales alemanes, pero Ferrari no ha comunicado su decisión de manera oficial.


Icono deportivo se su época


El Ferrari Testarrosa ha sido un símbolo de lo deportivos de los 80, su intimidante diseño unido a sus 12 cilindros convirtieron a este Ferrari en un icono de su época.



Ferrari fabricó más de 7.100 unidades del Testarrosa entre el 1984 y 1992. Este modelo fue el sucesor de otro modelo histórico, el BB 512i. El Ferrari Testarrosa fue presentado en el Salón de París de 1984.  


Su motor central trasero plano de 12 cilindros en V a 180 grados también supuso una novedad para la época, ya que fue el más potente que se había fabricado en un vehículo de producción hasta el momento.


Esta sentencia puede sentar un precedente ya que son muchísimos los casos de denominaciones que han caído en el desuso. Esperemos que no se vuelva una costumbre, y no tengamos que despedirnos de más míticos nombres.