En Alemania acusan a Opel de una nueva manipulación

Por Maria Asensio , 13/05/2016
Novedades Salón París 2018
comparte:


Servicios

Zona Opel
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

En Alemania acusan a Opel de una nueva manipulación
Opel ha manipulado emisiones de gases de sus vehículos diésel más de lo que se había conocido. Los dispositivos de limpieza de gases contaminantes se desconectaban según la temperatura, la velocidad, la presión atmosférica o las revoluciones.

Es posible que el tema “manipulación del nivel de emisiones” te tenga aburrido, totalmente comprensible, pero lejos de ver un final, nuevas informaciones siguen saliendo a la luz.


En esta ocasión, se ha sabido a través de lo que publican varios medios alemanes, que el grupo automovilístico Opel ha manipulado las emisiones de gases de sus vehículos diésel más de lo que se conocía hasta ahora por parte de las autoridades.


Dichos medios afirman que los dispositivos de limpieza de los gases contaminantes de los diésel de la marca alemana funcionan de forma muy limitada y por esta razón contaminan por encima de los límites legales.


El Ministerio de Transporte alemán había detectado con anterioridad que los sistemas de desconexión de estos mecanismos estaban ligados a la temperatura, pero la investigación añade ahora que Opel instalaba en sus vehículos también sistemas de desconexión que tenían en cuenta otras variables como las revoluciones a las que gira el motor, la velocidad a la que circula el coche o la presión atmosférica.


La manipulación, según indica una de las publicaciones alemanas Der Spiegel, ha sido desvelada con ayuda de los técnicos de la ONG Ayuda Medioambiental Alemana (DUH) y constatados tanto en bancos de pruebas de la auditora alemana TUV Nord como en test en carretera.


La firma germana se ha defendido asegurando a los medios que lideraron la investigación que su software “nunca se ha diseñado para engañar o estafar”.


A finales del mes de abril, el Gobierno alemán avisó de que 17 fabricantes de automóviles a los que había investigado podrían estar desconectando de manera irregular los dispositivos de control de emisiones de algunos de sus modelos, contaminando así más de lo permitido.