Los coches sin conductor llegan a California

Por CarlotaSN , 11/07/2018
Novedades Salón Ginebra 2018
comparte:



Últimas Noticias

Los coches sin conductor llegan a California
California ha sido el lugar elegido por Bosch y Daimler para el desarrollo de la conducción autónoma y sin conductor.


A mediados de 2019, ambas empresas ofrecerán a los clientes un servicio de transporte con vehículos autónomos en rutas seleccionadas en una importante urbe de Silicon Valey.


Daimler Mobility Services será el operador de esta flota de pruebas y del servicio de movilidad. El proyecto piloto demostrará cómo los servicios de movilidad, tales como el uso compartido de automóviles (car2go), recogida de pasajeros (mytaxi) y las plataformas multimodales (moovel), se pueden conectar inteligentemente para dar forma al futuro de la movilidad. Además, ambos socios han decidido que la empresa estadounidense de tecnología Nvidia sea el proveedor de la plataforma de inteligencia artificial como parte de la red de su unidad de control.


"El factor decisivo es introducir un sistema seguro, fiable y maduro," declara el Dr. Michael Hafner, Director de Conducción autónoma en Daimler AG. "La seguridad tiene la más alta prioridad, y es la temática constante de todos los aspectos y etapas de desarrollo en nuestro camino hacia el inicio de la producción en serie. En caso de duda, la minuciosidad se antepone a la velocidad”.


"Desarrollar la conducción autónoma a un nivel listo para la producción en serie es como un decatlón," según el Dr. Stephan Hönle, Vicepresidente Senior de Unidad de Negocio de Conducción Autónoma en Robert Bosch GmbH. "No es suficiente ser bueno en una o dos áreas. Al igual que nosotros, debes dominar todas las disciplinas. Solo así conseguiremos llevar la conducción autónoma a las carreteras y a las ciudades de una forma segura”.


Para que este proyecto pueda hacerse realidad y que sobre todo resulte seguro, se están llevando a cabo diversas pruebas entre las que se encuentra la evaluación de los datos de los sensores en milisegundos.


Un factor decisivo para la conducción totalmente autónoma y sin conductor en un ambiente urbano es el reconocimiento fiable del entorno del vehículo, que se realiza con la ayuda de varios sensores. Analizar e interpretar la variedad de datos entrantes, y traducirlos en comandos de conducción en muy poco tiempo, requiere un enorme poder computacional: el vehículo completamente autónomo y sin conductor será una supercomputadora móvil. Al mismo tiempo, la conducción completamente automatizada y sin conductor en ciudad requiere una arquitectura de sistemas redundante y versátil y el más alto nivel de seguridad funcional. Para lograr este nivel de seguridad, las operaciones de computación necesarias se realizan en paralelo en diferentes circuitos. Esto significa que el sistema tiene un acceso instantáneo a estos resultados de computación en paralelo, cuando sea necesario.


Para su sistema de conducción, Bosch y Daimler confían en una red de elementos de control compuesta por varias unidades de control individuales. La empresa estadounidense tecnológica Nvidia suministra la plataforma necesaria, que puede ejecutar los algoritmos de Inteligencia Artificial (IA) generados por Bosch y Daimler para el movimiento del vehículo.


Con esto, Bosch y Daimler buscan mejorar el flujo de tráfico en las ciudades, mejorar la seguridad en carretera y proporcionar los cimientos sobre los que funcionará el tráfico en el futuro.


La tarea de Daimler es llevar el sistema de conducción al automóvil. Con este fin, la compañía proporcionará los vehículos de desarrollo necesarios, instalaciones de pruebas y, más adelante, los vehículos para la flota de pruebas. Bosch es responsable de los componentes (sensores, actuadores y unidades de control) especificados durante el trabajo de desarrollo. Para las pruebas piloto, ambos socios utilizan sus laboratorios y plataformas de pruebas, además de sus respectivos sitios de pruebas en Immendingen y Boxberg.