Así se diseñó el Seat Tarraco

Por GNaya , 09/10/2018
Novedades Salón París 2018
comparte:


Servicios

Zona SEAT
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

Así se diseñó el Seat Tarraco
Cinco toneladas de arcilla, cuatro modelistas, 320 horas de trabajo… Seat desvela cómo se diseñó el SUV más grande de su gama, el Seat Tarraco.

Hace un tiempo ya que Seat presentó en sociedad su Tarraco, el SUV más grande de una gama de crossovers española compuesta también por Arona y Ateca. Ahora, la firma española ha desvelado los detalles del proceso que hay detrás del diseño del todoterreno. Para empezar, la marca española reconoce que ha sido todo un ejercicio de diseño y un verdadero reto "controlar los volúmenes y las proporciones de un coche tan grande", tal y como asegura el modelista de la compañía Carlos Arcos.



En total, cuatro modelistas se han valido de cinco toneladas de arcilla y, durante 320 horas de trabajo, han ido dándole forma al gran SUV. Por supuesto, la realidad virtual también ha jugado un pale fundamental como "mejor aliada" a la hora de definir la apariencia interior del vehículo, las líneas exteriores o los aspectos aerodinámicos. "Antes, con los renders, los diseñadores podían ver su trabajo con un 60% de realismo. Gracias a la virtualidad, esa cifra se eleva al 90%. Eso permite ahorrar mucho tiempo en el proceso de diseño", reconoce al respecto Manel Garcés, responsable de Visualización de Seat.


No cabe duda de que el diseño es una parte fundamental en los motivos de compra en los vehículos en general. También en los todoterrenos, segmento en el que, según señala Seat, un 65% de los clientes lo hace por su diseño exterior. En el diseño del Tarraco, el frontal es una de las vistas clave. "La rejilla tiene una posición más vertical respecto a la de otro tipo de vehículo. Esto hace que tenga un capó más alargado, líneas altas, robustas y alzadas", asegura Xabier Villanueva, uno de los diseñadores.




A través de un comunicado, Seat matiza que el trabajo del departamento de diseño encuentra su cumbre en el llamado 'freeze design', réplica en resina del producto final que sirve para dar el visto bueno final al nuevo modelo. Una vez concluido, el trabajo pasa ya a manos de los ingenieros.