Maserati celebra el 60º aniversario de “El dorado”

Por CarlotaSN , 02/07/2018
Novedades Salón París 2018
comparte:


Servicios

Zona Maserati
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

Maserati celebra el 60º aniversario de “El dorado”
1958 fue testigo de una revolución en el mundo del automodelismo con el primer monoplaza en Europa patrocinado por una marca que nada tenía que ver con el mundo de la conducción. Un cambio que tuvo como protagonista al Maserati “Eldorado” de Helados


Gino Zanetti, propietario de la industria de helados Eldorado encomendó a Maserati la fabricación de este vehículo para promocionar su marca de manera internacional y con el que competir en Monza en el “Trofeo dei due Mondi”. La empresa automovilística, que tras haber ganado el Campeonato del Mundo de F1 en 1957 se retiró de la competición para pasar a fabricar exclusivamente coches de carreras fue la elección perfecta.


El Maserati 420/M/58, bastidor 4203. Un vehículo con una imagen renovada que abandonaba los colores tradicionales que la Federación Internacional asignaba a cada país. En color blanco con detalles en rojo, además de dos logos negros con la palabra Eldorado tanto a los lados como en la parte delantera. En su silueta y haciendo homenaje a uno de los más grandes campeones en la historia del automovilismo y en aquel entonces piloto oficial de Maserati se encontraba el nombre de Stirling Moss. Sin olvidar también la cara del cowboy sonriente colocado en el centro del morro y a los lados de la aleta trasera.


En pocos meses el ingeniero Giulio Alfieri dio vida a “Eldorado”, un monoplaza tipo Indy con motor derivado del ocho cilindros que había llevado los 450S bi-árbol, tenía una cilindrada reducida a 4.190 cc capaz de dar una potencia de 410 CV a 8.000 revoluciones; este propulsor estaba montado desplazado en nueve centímetros a la izquierda del eje longitudinal, así como la transmisión. Esto se había hecho así para garantizar una distribución de pesos adecuada, teniendo en cuenta el sentido de la marcha anti horaria en las curvas sobre elevadas de Monza.


Con un peso total de 758 kg reducido gracias a la introducción de discos de frenos en magnesio Halibrand y neumáticos Firestone de 18 pulgadas con bandas de rodadura trenzadas e inflados con gas helio. La carrocería de aluminio, hecha a mano por Fantuzzi, se caracterizaba por una aleta aerodinámica vertical detrás del habitáculo y una salida de aire frontal para los carburadores.


A pesar del éxito en términos de público y espectáculo “Eldorado” fue modificado por el carrocero Gentilini quitando la aleta trasera y reduciendo la salida de aire sobre el maletero para poder ser inscrita en las 500 Millas de Indianápolis en el año 1959.


En esta ocasión fue repintada en rojo, color de Italia en las competiciones, pero manteniendo el patrocinador Eldorado por medio de dos textos escritos en blanco en los laterales , además del logo del cowboy en un marco blanco en el morro y la cola. La poca experiencia del gentleman-driver Ralph Liguori no permitió su clasificación, al establecer el 36° tiempo sobre los primeros 33 del límite de la parrilla de salida. 


Maserati ganó la carrera de la Indy en 1939 y en 1940 con el piloto Wilbur Shaw que consiguió por poco el triplete en 1941 al tenerse que retirar por una rotura de la rueda en la última vuelta cuando se encontraba en cabeza. La empresa del Tridente es la única Casa italiana en ganar sobre el circuito de Indiana y la única marca europea en haber ganado durante dos ediciones consecutivas.


El Maserati “Eldorado”, perfectamente reformado en su línea original blanca, se encuentra en la actualidad en Módena, perteneciente a la Colección Panini.