Los trabajadores deciden el futuro de Opel en Figueruelas

Por HecGalan , 30/01/2018
Novedades Salón París 2018
comparte:


Servicios

Zona Opel
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona CORSA
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Los trabajadores deciden el futuro de Opel en Figueruelas
Tras 12 horas de negociaciones los sindicatos de los trabajadores y la dirección de la planta de Opel en Figueruelas ( Zaragoza) llegan a un preacuerdo sobre el futuro de la fábrica.

Después de que la semana pasada el grupo PSA “amenazase” con suspender la producción del nuevo Opel en la planta zaragozana, las negociaciones entre la dirección y los sindicatos parecen haber llegado a un acuerdo, que tendrá que ser sometido ahora a votación en referéndum por los trabajadores.


En el preacuerdo, que en principio tendrá una vigencia de 5 años, se recoge una congelación salarial en 2018, un aumento del 50% del IPC en 2019 y 2020 y del 60% en 2021 y 2022, además de la vuelta a la fábrica de los 170 empleados temporales.


Según fuentes sindicales, el preacuerdo, que se ha firmado con la empresa, se encuentra condicionado a un plan industrial que aseguraría la viabilidad de la planta y la carga de trajo en los próximos años, una de las reivindicaciones de los trabajadores.


Según comentan fuentes del grupo PSA “la negociación ha requerido un gran esfuerzo y entendimiento por ambas partes. El acuerdo alcanzado establece un marco para mejorar la competitividad de la planta, condición imprescindible para poder aspirar a nuevas inversiones y modelos dentro del grupo PSA, único camino para mantener el empleo y mirar al futuro”.


En un primer momento, las negociaciones recogían un 10% de rebajas de pluses, rechazada por los sindicatos, y que finalmente ha quedado en un 5% en el preacuerdo. Asimismo, la congelación salarial por parte de la empresa pretendía extenderse durante dos años y tras la negociación ha quedado reducida a un ejercicio económico.


Y es que desde que se anunciasen las intenciones del grupo PSA de llevarse la producción del nuevo Opel de la planta, sindicatos, trabajadores y el propio gobierno aragonés se pusieron en alerta, pues de esta fábrica dependen 8.000 puestos de trabajo (entre directos e indirectos), y su actividad económica supone un 23% del PIB de Aragón.