El Audi e-Tron se pone a prueba en Pikes Peak

Por CarlotaSN , 10/08/2018

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Novedades Salón Ginebra 2018
comparte:


Servicios

Zona Audi
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

El Audi e-Tron se pone a prueba en Pikes Peak
El SUV de la firma alemana consigue 400 kilómetros de autonomía gracias a un innovador sistema variable de recuperación de energía.


El legendario circuito de Pikes Peak, la montaña situada en la cordillera Front, en plenas Montañas Rocosas (EEUU), mismo escenario en el que Walter Röhrl ganó la prueba de montaña más famosa del mundo al volante del Audi Sport quattro S1 en 1987, con una diferencia de altitud de unos 1.900 metros, ha sido el lugar elegido por Audi para poner a prueba su e-tron.



Primicia entre los vehículos eléctricos:


El Audi e-tron combina rendimiento y alta eficiencia.


Un prototipo eléctrico que no ha dejado indiferente a nadie, mostrando su capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h en 6 segundos, gracias a la potencia de su sistema de 300 kW (408 CV). Audi e-tron recupera energía con un par de hasta 300 Nm y 220 kW de potencia eléctrica, más del 70 por ciento de su potencia de sistema.



El sistema de recuperación de energía contribuye en hasta el 30 por ciento de la autonomía del SUV eléctrico. Implica tanto a los dos motores eléctricos como al sistema de control integrado de frenada electrohidráulico. Por primera vez, se combinan tres modos diferentes de recuperación, que el conductor puede seleccionar a través de las levas situadas en el volante: manual, automática y recuperación mediante frenos.


  • Manual: Es el nivel más bajo en el que el coche rueda por inercia utilizando las levas en el volante, sin resistencia adicional de los frenos cuando el conductor levanta el pie del acelerador.


  • Automática: Con este modo la energía se recupera en marcha por inercia a través del asistente predictivo de eficiencia, conocido como “one pedal feeling”, en este escenario de desaceleración, no es necesario utilizar el pedal del freno.


  • Recuperación mediante los frenos: Con una suave transición entre la deceleración eléctrica e hidráulica. Hasta 0,3 g, el Audi e-tron prototype recupera energía mientras es frenado únicamente a través de los motores eléctricos, sin utilizar el sistema de frenos convencional, lo que cubre más del 90 por ciento de las situaciones de frenada. De este modo, la energía retorna a la batería en casi todas las frenadas de este tipo. Cuando se activa el sistema de frenada automática de emergencia, solo transcurren 150 milisegundos entre el inicio de la desaceleración y el momento en el que se consigue la fuerza de frenada máxima por la presión entre las zapatas de freno y los discos. Gracias a esta rápida acumulación de presión, la distancia de frenado se acorta hasta en un 20 por ciento en comparación con un sistema de frenos convencional.


Audi se convierte así en el primer fabricante en utilizar un sistema de este tipo en un vehículo eléctrico de producción en serie.