Prueba del PEUGEOT 308 CC HDi 140 – Salto de calidad brutal

Por sa , 23/09/2009

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona Peugeot
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona 308
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Prueba del PEUGEOT 308 CC HDi 140 – Salto de calidad brutal
El titular lo resume todo. Y es que se nota. Peugeot quiere hacerse valer entre las generalistas y poner en aprietos a las Premium. Este 308 CC es la punta de una lanza que se puede clavar en las costillas de las marcas de campanillas.




Habiendo probado recientemente el 207 CC, afrontar este 308 CC es poco menos que hablar del día y la noche,
siempre respetando lo máximo posible al pequeño de los leones, pero es que la fiera que tenemos entre manos ha experimentado una mejora tan increíble que es como comparar… no sé, ahora mismo sólo pienso en barbaridades impublicables.
 
Pastrana, provincia de Guadalajara. Plaza mayor una tarde de domingo. Un niño de no más de nueve años pasea con su bici muy cerca de donde está el 308 CC aparcado. Me bajo del coche y lo primero que veo es la cara del niño, con unos ojos como platos, y con toda la inocencia de la que sólo es capaz de hacer gala un niño me dice con una sonrisa de admiración espectacular: “Ese coche está guapo”. Una anécdota, vale. Apenas tres horas más tarde, cuando el domingo empieza a apagar sus luces pero aún hay claridad suficiente para que los niños estén jugando en la calle, me topo con una imagen variopinta en Tamajón. Media docena de chavales han cogido un sofá abandonado, lo han situado sobre dos monopatines y bajan la calle principal a toda velocidad. El más sorprendido, sin duda, soy yo. La imaginación infantil no tiene límites. Lo están pasando bomba. Alucino con su inventiva y las cosas que me perdí en mi infancia. Sin embargo. Ven el coche, descapotado, y paran en seco. La emoción y la alegría del juego deja paso a una incipiente envidia. La comparación es obvia… y salen perdiendo pese a su ilimitada inventiva. La visión del 308 CC les deja la boca abierta. Silencio casi sepulcral. Dos imágenes, dos reflejos, dos estampas, tan reales o más que la vida, de lo que es capaz de producir el nuevo cabrio de Peugeot.
 
Dejando a un lado el tema anecdótico, sin restar su importancia, está claro que mires por donde mires este descapotable, la calidad, el diseño y los avances tecnológicos no es que hayan subido un peldaño, sino que han llegado a lo alto de la escalera, han trepado al tejado, y están dando saltos desde la chimenea para intentar alcanzar la luna. Parece una exageración, pero es que si vas a verlo a un concesionario, le pegas una ojeada y te pones al volante, ¡pensarás incluso que me quedo corto!
 
Vuelvo a traer a colación mi cuaderno de apuntes, página dividida en dos, a la izquierda lo que me gusta y a la derecha lo que menos me gusta. Vale. 32 apuntes en la casilla del ‘+’, 3 apuntes en la casilla ‘-‘. ¿Cómo lo ves? Si has disfrutado de unas cuantas pruebas ya con nosotros, sabrás que, precisamente, no suelo ser demasiado complaciente con las marcas ni con los modelos probados, pero es que cuando un coche es bueno no hay más remedio que decirlo. En este caso, los tres puntos que menos me gustaron son, uno muy particular, ya que me pareció que los pedales de acelerador y freno estaban muy separados. El segundo es de diseño: la consola central está tan inclinada que resulta algo difícil llegar a los botones si vas con la espalda pegada al respaldo del asiento. El tercero lo anoté al principio, aunque luego le fui pillando el aire. Es la forma del volante. No es redondo en casi ningún lugar del aro. Es sinuoso, cuadradote, algo grande, y achatado por abajo. Está estudiado anatómicamente, pero sobre todo al principio me generó dudas. Punto. Esto es todo lo que puedo criticar. Quizá el precio se puede considerar alto, pero es que te da más que el resto de generalistas. ¿Las plazas traseras no son las de una berlina? Toma, claro, ya sabemos cómo son los descapotables y éste, con 4,44 metros de largo, tiene unas plazas traseras más que decentes, situadas muy abajo, pero asumibles por todos los que han desfilado en la última semana por ahí.
 
Dicho esto… pues podemos seguir hablando de las maravillas que encierra este Peugeot. No sé cuantas veces va a salir a relucir la palabra ‘calidad’ pero es que es la sensación que te queda después de devorar kilómetros con absoluta complacencia. El coche es bonito, por dentro y por fuera. La envidia de la chiquillería es extensible a los mayores de edad. Personalmente, la parte trasera me debilita. Las nuevas formas de los pilotos, esas líneas longitudinales casi verticales en las luces formadas por leds, el mini alerón trasero y, sobre todo, la baja línea del maletero y el acabado de la parte baja, asemejando difusores, que le da un aspecto deportivo increíble. La línea desde el capó al desaparecido tubo de escape es fluida y estilosa. Por delante, la parrilla marca de la casa, luces made in Peugeot y una mirada de desafiante seguridad y firmeza.
 
Más bondades. Motor y cualidades dinámicas. Se me antoja complicado imaginar una combinación más excitante, deportiva y equilibrada que el motor HDI de 140 caballos con la caja manual de seis velocidades. El empuje no es brutal, ni siquiera sorprendente, pero desde mucho antes de llegar a las dos mil vueltas, gracias a un par motor muy logrado, el coche empuja con firmeza y brío hasta casi las cinco mil. La palanca tiene recorridos cortos, firmes, directos, pero sobre todos excepcionalmente suaves, exquisitos, y el acelerador transmite fielmente los impulsos de nuestro cerebro. Pero es que el colmo de los colmos es que es frugal como pocos a igualdad de potencia. Después de casi 9 kilómetros el 308 CC se ha conformado con muy poco más de seis litros de diesel a los cien kilómetros –autonomía de más de mil kilómetros-, y te puedo asegurar que en alguna carretera revirada no hemos ido especialmente despacio. Y eso lo permite un chasis está en su punto, con un tarado de suspensiones firme que es condescendiente a la vez con los baches del camino, mostrándose preciso en situaciones cercanas al límite y cuidadoso a la vez con los ocupantes en todo momento. El coche se muestra en todo momento compacto y suave a la vez, le va que ni pintada la frase mano de hierro en guante de seda. Es una delicia rodar con este cabrio, por fin un descapotable ha dado con la esquiva clave que permite tener amortiguaciones y suspensiones en el punto ideal. Los neumáticos, unos 225/40/18, con unas llantas de 18 pulgadas de cinco radios preciosas, ayudan a acentuar la seguridad y que la pisada sea de las más firmes que recuerdo.
 
A techo puesto mejor, pero aquí Peugeot ha apostado fuerte, te invita a probarlo incluso con frío, gracias al sistema Airwave que, hasta ahora, sólo habíamos visto en Mercedes. Los asientos delanteros –que por cierto, parecen los de la nave ‘Enterprise’, espectaculares- además de ser calefactables tienen un dispositivo que permite crear una corriente de aire caliente directa al cogote desde el propio asiento, un asiento cómodo y confortable, casi psicodélico, estudiado para complacer hasta al más exigente de los probadores. El Airwave se regula fácilmente, tiene tres volúmenes de intensidad y el chorro de aire se puede enviar hacia la parte de arriba del cuello o para abajo. Hemos probado el invento a 17 grados en el exterior, con una simple camisa de tela, y el invento funciona… ¡vaya si funciona! Una lástima que los pasajeros de atrás tengan que conformarse con la tradicional bufanda de lana (Ojo porque en el vídeo de la prueba hemos cometido un pequeño lapsus y hemos dicho que los pasajeros de atrás también disfrutaban del Airewave. Esto no es verdad, sólo tienen este dispositivo conductor y copiloto).
 
El 308 CC luce su cara más desenfadada en un decir Jesús, apenas 20 segundos. Son los que tarda en quitar un techo que se oculta en un maletero bastante amplio para cómo está el segmento. Siempre con el dedo puesto en el botón, la pantalla del navegador te muestra en qué momento del plegado o desplegado está el techo en ese momento. Una delicia la información que muestra este vehículo en todo momento.
 
El interior de una de las últimas novedades de Peugeot también está más cerca de los Premium que de los generalistas. La cuidadísima consola central, de negro nacarado, tiene mucha clase, y salvo porque está un poco lejos del conductor, roza la perfección. El navegador es escamoteable, y aquí encontramos otro guiño a las marcas de prestigio, ya que si la introducción del Airwave no es suficiente, la marca francesa lleva en este modelo la información del navegador en tarjeta micro SD, dejando anticuado el CD-DVD. Otro guiño que me ha hecho tilín, es la iluminación de las esferas del tablero de información tras el volante. Con fondo blanco y agujas retroiluminadas en rojo, éstas tienen un halo rojo en el centro que se diluye poco a poco que genera un halo como rosita bastante logrado. Chapeau al diseño por dentro y por fuera. Otros detalles que enganchan son el reposabrazos central, que encierra un hueco bastante amplio y que ofrece varias posiciones, con distintas inclinaciones para los más sibaritas. El gancho para bolsas en el lado del copiloto también es digno de elogio, como lo es la guantera, no por amplitud pero sí por ser la más ordenada que he visto en la vida. No podía faltar, evidentemente, el botón que sube o baja de un toque y de manera simultánea los cuatro cristales de las ventanillas.
 
A nivel de seguridad tampoco han escatimado, no podía ser de otra manera. Las cinco estrellas EuroNCAP se logran gracias, en parte, a los arcos de seguridad, el ABS, 6 airbags, el AFU, REF, ESP, ASR…
 
La versión básica del 308 CC con motor HDI de 140 caballos y cambio manual sale por 32.950. La unidad probada cuesta 4.7 euros más. Mucho dinero en extras pero te aseguro que merecen la pena, ya que la sensación de seguridad y de placer no tienen precio en este caso. 380 euros de la pintura azul Ipanema, 2 del detector de obstáculos trasero y delantero, 9 de los faros de xenón direccionales con lavafaros integrados, 10 del pack eléctrico del asiento del conductor y los retrovisores indexados y 2.2 del sistema de navegación WIP-Com 3D con pantalla a color, cartografía europea 3D con kit manos libres, radioteléfono, disco duro, toma USB, lector DVD, SD Card y servicios telemáticos. Casi nada.
 
A pesar de la gran variedad de motores que tiene este 308 CC, quizá se eche en falta algún propulsor con más enjundia, aunque este es un tema del que adolece toda la gama Peugeot, que bien podría hacer en aprovechar el 177 o el 204 HDI de sus primos de Citroen. Este descapotable tiene el techo de potencia en el 150 caballos de gasolina, que puede ir con cambio manual de seis velocidades o automático de cuatro. Doy fe de que el vehículo está más que apto para soportar más de 2 caballos sin problemas. Completa la gama de gasolina el 120 con cambio manual de cinco velocidades. En gasoil, ofrece el probado, un 136 HDI con cambio automático de seis velocidades y un aún más económico y austero 112 HDI con caja manual de seis velocidades.
 

CON LA MANO EN EL CORAZÓN


Si no fuera porque el Eos me tiene sorbido el cerebro me tiraría de cabeza a por el Peugeot, que supera al Volkswagen en más de la mitad de los apartados. Racionalmente no hay lugar a la duda. Peugeot ha puesto toda la carne en el asador para que estés más que orgulloso de llevar uno de sus coches. Más que nunca, presume de Peugeot. No te equivocarás.
 

UN COCHE PARA…

…alguien que sabe valorar lo bueno, independientemente de la marca o el logo que luzca el vehículo en el morro. Este Peugeot puede pasar por un alemán perfectamente. Está muy bien acabado y no le falta de nada. El status y la clase es algo más que llegar precedido por una estrella o cuatro aros.
 
KILÓMETROS PRUEBA – 850 Kms
 
PORCENTAJE (Ciudad-carretera-autovía) –30%-30%-40%
 
---------------------------------------------------
 

Peugeot 308 CC Sport Pack HDi 140


Cubicaje / Potencia: 1.997 cc – 4 cil. 140 CV a 4.000 RPM
Caja de cambios: Manual de 6 velocidades
Alimentación: Gasóleo. Inyección directa con raíl común
 
Longitud / Anchura / Altura: 4.440 / 1.817 / 1.424 mm
Distancia ejes: 2.608 mm
Maletero: 403/226 litros (con/sin capota)
Nº plazas: 4
Neumáticos: 225/40/R18
Tracción: Delantera
Frenos: Discos ventilados (del); Discos (det)
 

Aceleración 0-1 km/h: 11,1 seg.
Velocidad máxima: 208 km/h
Capacidad depósito combustible: 60 l.
Peso en vacío: 1.599 kilos
Par motor: 320 Nm / 2.0 RPM
Emisiones CO2: 155 g/km


Consumos oficiales:

Urbano: 7,8 l/100 km
Extraurbano: 4,8 l/100 km
Mixto: 5,9 l/100 km


Bien:
Motor y entrega de potencia

Calidad allá donde mires

Diseño exterior y detalles tecnológicos


Menos bien:
Pedales separados

Consola central alejada del conductor

Volante de formas sinuosas
 
Precio: Desde 32.950 euros
 

Óscar González Soria - oscar.gonzalez@portalcoches.net