Prueba del FORD KA 1.3TdCi Titanium – Renovado con acierto

Por sa , 05/05/2009

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona Ford
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona KA
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Prueba del FORD KA 1.3TdCi Titanium – Renovado con acierto
El pequeño de la familia Ford está de vuelta trece años después de su estreno y lo hace con una línea más divertida que su antecesor, aunque sin perder su principal seña de identidad: es un moderno modelo de ciudadano.




Del viejo Ka al nuevo han cambiado muchas cosas, no en vano trece años son muchos años en la industria del automóvil, y sólo de la parte trasera del vehículo pudiera sacársele algún parecido al antiguo modelo de la marca del óvalo. El nuevo Ka era el único de la renovada gama Ford que faltaba por adoptar el estilo Kinetic Design y los resultados son evidentes. La adaptación de esta filosofía al Ka ha contribuido a la creación de un vehículo atrevido y moderno con un estilo muy expresivo y que le ha permitido conservar intacto su espíritu. Además, sus amplios faros inclinados hacia atrás, la nueva parrilla, los anchos neumáticos y las dinámicas líneas contribuyen a darle al nuevoKa un aspecto de seguridad y solidez.
 
Otro acierto de Ford con este modelo ha sido la sinergia creada con Fiat para ahorrar en costes, algo que si no se cuenta puede pasar desapercibido. Y es que ambas marcas producen sus modelos Ka y 5 en Polonia y comparten el ochenta por ciento de sus piezas. Por tanto aquí tenemos un ejemplo de que se puede hacer unión contra la crisis sin necesidad de renunciar cada uno a su estilo. Ambos modelos comparten los motores, ya que tanto 5 como Ka van equipados con las versiones gasolina Duratec de 1,2 l y el diésel TDCi Duratorq de 1,3 litros. Ambos propulsores ofrecen un bajo nivel de emisiones, por debajo de los 120 g/km de CO2, con lo que se benefician de la normativa vigente en cuanto a impuestos.
 
En su interior el Ka es tan atractivo como por fuera, quizá sea este su punto más fuerte, destacando su consola central, sin ningún lujo, pero sin echar en falta tampoco nada. Su diseño futurista, unido a su juego con unos colores con contrastes muy atrevidos y expresivos resalta y entran por la vista nada más subirse al vehículo. Sus reducidas dimensiones, por el contrario, sólo permiten una configuración de cuatro plazas y tres puertas, y es en este punto donde más flojea, ya que además de serie no viene con reposacabezas traseros, ni tampoco con agarradores de cortesía para el copiloto y las dos plazas traseras. Tardarás en acostumbrarte a la posición de los elevalunas, en la consola central en vez de en el reposabrazos, pero tampoco tiene mayor importancia. El equipo de música, para terminar de sacar punta a todo, puede que esté situado demasiado alto, y los botones son pequeños, así que cuidado al accionarlos.
 
Ford únicamente comercializa para el nuevo Ka el acabado Titanium, que incluye de serie el aire acondicionado, elevalunas eléctricos, ordenador de a bordo, radio CD con MP3, faros antiniebla, cierre centralizado y espejos exteriores eléctricos. Un lugar destacado tiene la palanca de cambios, insertada en el salpicadero, dejando más espacio entre los asientos delanteros, convirtiéndose en una buena solución para el tema del espacio, siempre tan preocupante en coches que superan por poco los tres metros y medio. En el cuadro de mandos tienes toda la información de lectura clara y fácil que le pedirías a cualquier coche, por pequeño que sea.
 
En cuanto a la seguridad el nuevo Ka incorpora de serie doble airbag frontal y frenos antibloqueo ABS y, pese a ser un coche ‘modesto’, se echa en falta el control de estabilidad. Pese a esto, el nuevo Ka ha obtenido cuatro estrellas EuroNCAP, además de tres estrellas en protección para niños y dos en protección a peatones.
 
En definitiva, estamos ante un coche ‘urbanita’ y pensado para adentrarse en la jungla que muchas veces son las ciudades. Lo que también debe de quedar claro es que con este coche tampoco hay necesidad de renunciar a poder cubrir distancias más o menos largas, pero debe de quedar claro que su ‘hábitat natural’ no es ese. Su facilidad para aparcar casi en una baldosa, su capacidad de carga (goza de un maletero de 224 litros, que se amplía hasta los 747 si abaten los asientos traseros), su consumo reducido y su maniobrabilidad (gracias al sistema de dirección asistida electrónica EPAS que viene de serie) aconsejan utilizarlo para el día a día, donde comprobarás que a nivel de consumo no es de los más gastones del mercado, más bien todo lo contrario. Lástima de que su depósito sea sólo de 35 litros, lo que reduce la autonomía, aunque en su hábitat natural, la ciudad, las gasolineras para repostar no escasean.
 
CON LA MANO EN EL CORAZÓN…
 
El lavado de cara que Ford le ha hecho a este modelo le ha venido bien pero hay algunos imposibles: si se quiere un coche pequeño y urbano se debe renunciar a una mayor comodidad de sus pasajeros. Pongan todo en una balanza y decidan, ya que para moverse por ciudad es ideal, pero eso no te garantiza evitar los atascos.
 
UN COCHE PARA…
 
Ideal como segundo vehículo para una familia o para aquellos que lo utilicen más para el día a día en distancias cortas y en las ciudades. A pesar de su tamaño, el maletero sorprende por su capacidad.
 
Kilometraje de prueba: 450 kms
 
Porcentaje (Ciudad – Carretera - Autovía): 50 / 10 / 40
 
-----------------------------------
 
Ford Ka 1.3 TDCi Titanium
 

Cubicaje / Potencia: 1.248 cc / 75 cv

Caja de cambios: Manual de 5 velocidades

Alimentación: Gasóleo
 

Longitud / Anchura / Altura: 3620 /1894 / 1505 mm

Distancia entre ejes: 2.3 mm

Frenos: Discos ventilado de 240 mm / Tambor de 180 mm

Maletero: 224 litros

Número de plazas: 4

Neumáticos: 195/50/R15
 

Aceleración 0-1 km/h: 13.1 segundos

Velocidad máxima: 161 km/h

Capacidad depósito combustible: 35 l.

Peso en vacío: 1.055 kg

Par motor: 14,8 Nm a 1.50 RPM

Emisiones CO2: 112 g/km
 

Consumo Extraurbano: 3.7 l/1m

Urbano: 5.2 l/1 km

Mixto: 4.2 l/1 km
 

Bien:

Diseño,

Consumo

Maniobrabilidad
 

Menos bien:

Sin reposacabezas traseros de serie

El volante sólo es regulable en altura

Algo incómodo en las plazas traseras
 
Precio: 12.365 euros
 
José Luis Prados / OGS