Prueba del CHEVROLET SPARK 1.0 LS – ‘Amor al primer beso’

Por sa , 15/06/2010

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona CHEVROLET
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

Prueba del CHEVROLET SPARK 1.0 LS – ‘Amor al primer beso’
El Chevrolet Spark es savia nueva. Uno se lo imagina como el escenario perfecto del primer beso de dos jóvenes enamorados, como el marco ideal para descubrir no sólo la verdad de la vida. Este Spark es chispeante, todo un acierto, otro más, de la nue




El mejor resumen o definición de este Chevrolet Spark, haciendo un juego de palabras con su nombre, sería ‘Una chispa que lo enciende todo’. Tan fácil como obvio. Igual de obvio que hacer un paralelismo con Eurovisión. Uno se había propuesto no hacer mención a la canción de Eurovisión ‘Algo pequeñito’ para referirse a este Chevrolet Spark, pero tengo que reconocer que se hace complicado no hacerlo al ver el coche. Su tamaño, su diseño, su acabado, su maletero y hasta su motor nos evocan rápidamente a la canción interpretada por Daniel Diges.
 
Spark significa chispa en inglés y su nombre le viene como anillo al dedo. Nada más verlo uno se da cuenta de que lleva la firma Chevrolet. Un diseño cuidado, de lo más atractivo de su segmento, sino el que más, unas líneas que te atrapan y que vienen a demostrar que lo básico no tiene que estar reñido con lo atractivo. Eso al menos es lo que se desprende del Spark.
 
Chevrolet se pregunta, con razón, hasta cuándo va a durar ese tópico de que los coches urbanos parecen aburridos y la respuesta la han conseguido con este modelo. Sus ópticas delanteras, el alerón trasero, los musculosos pasos de rueda o el diseño de sus puertas traseras con los tiradores incrustados en las ventanas, que dan una sensación de ser un tres puertas en lugar de cinco, vienen a demostrar precisamente que hay urbanos que pueden tener una presencia deportiva y agresiva sin renunciar a su fin principal: devorar kilómetros de asfalto de la ciudad.
 
Pero más allá de su atractivo diseño, el Spark brilla sobre todo por su funcionalidad. No busquen lujos, pero tampoco crean que por ser funcional va a estar cogido con alfileres. De su interior llama la atención su cuadro de instrumentos, muy similar al de las motocicletas Aprillia, pero a veces poco visible con el volante. Del resto de la consola llama la atención lo cuidado de su acabado, pese a ser todo plástico, y, sobre todo, la gran cantidad de huecos para dejar objetos que tiene. También le acompaña un sistema de sonido para CD, compatible con MP3 y USB y lo más básico es el cierre centralizado que presenta, a la vieja usanza, bajando el seguro del conductor.
 
Foto del interior del Chevrolet SparkEl espacio interior, sobre todo a lo ancho, es algo escaso en este Spark y eso hace que la postura a la hora de conducir se resienta. Imitando a los monovolúmenes, la posición del conductor está algo más elevada que en el resto de vehículos y esto te permite que el campo de visión sea mucho mayor. Sobre el resto de plazas, ninguna objeción más, aunque quizás cinco plazas para un desplazamiento un poco más largo pueda ser excesivo.
 
El Spark tampoco ha renunciado a la seguridad. El coche alcanzó cuatro estrellas en el test de seguridad EuroNCAP, lo cual demuestra que la seguridad no está reñida con nada. Presenta dos airbags frontales, dos laterales en los asientos delanteros y otros dos de cortina que cubren ambos laterales y lo único que se le echa en falta es el control de estabilidad, que no lo presenta de serie en ninguna de sus versiones.
 
Su maletero, al igual que el resto del coche, está muy bien aprovechado y a eso debemos añadirle la posibilidad de abatir los asientos traseros, con lo que estaría solucionado cualquier problema a la hora de transportar objetos de mayor tamaño. El único inconveniente que le vemos es que sólo se puede abrir con la llave, no te permite abrirlo ni con el mando ni desde dentro del coche.
 
El punto más débil sin lugar a duda es su motor. Los 995 centímetros cúbicos y 68 caballos, y, sobre todo, su pobre aceleración, se presentan muy justos incluso para rodar en ciudad. En esta prueba salimos durante bastantes kilómetros a carretera y la verdad que una vez lanzado mantenía sin problemas los 120 km/h, por lo que su debilidad radica principalmente en la aceleración. El par motor, por debajo de 1 Nm, es el más bajo de todos los coches que han pasado por nuestras manos. Hay otra motorización disponible, que eroga 81 caballos, pero la mejora en aceleración y potencia no es demasiado apreciable.
 
Otro aspecto menos favorable es su consumo. No es que sea muy elevado (6.6 litros en ciudad), pero para su motor sí podría haber sido algo menor. A esto hay que añadir que la capacidad del depósito es de tan solo 35 litros, con lo que la sensación de consumo sea quizás mayor de la que en realidad tenga.
 
A nivel de estabilidad el coche es una delicia. Absorbe baches con suficiencia pero a la hora de callejear el balanceo no es excesivo, con lo que el trabajo realizado por los chicos de Chevrolet, en este apartado, ha sido excelente.
 
El precio es una de las mejores bazas, amén del diseño, de este compacto. Por menos de 9.000 euros tienes acceso a un coche, de los llamados básicos, cuyo aspecto, tanto externo como interno, está a la última gracias a un diseño de lo más logrado. En definitiva, el Spark es un urbano de diseño atractivo tanto por fuera como por dentro y que se presenta algo justo de motor.
 

CON LA MANO EN EL CORAZÓN

Por este dinero no se puede pedir más. El coche cumple con su cometido principal en ciudad, pero en cuanto lo sacas de su radio de acción se resentirá mucho más de lo deseable. Con alegres colores, es el primer coche ideal.
 

UN COCHE PARA…

…los jóvenes, y como segundo coche. Con alegres colores, es el primer coche ideal para los que se van a aventurar por vez primera en el proceloso mundo de la conducción. Como segundo coche, estrictamente ciudadano, cuya misión son los recorridos cortos y aparcarse en cualquier lado, es ideal.
 
KILÓMETROS PRUEBA – 1.200 Kms
 
PORCENTAJE (Ciudad-carretera-autovía) 40%-15%-45%
 
---------------------------------------------------
 
Chevrolet Spark 1.0 LS
 
 
Cubicaje / Potencia: 995 cc – 68 CV a 4.800 RPM  
Caja de cambios: Manual 5 velocidades  
Alimentación: Gasolina. Inyección electrónica multipunto
 

Longitud / Anchura / Altura: 3.640 / 1.597 / 1.522 mm

Distancia ejes: 2.375 mm

Maletero: 170 litros

Nº plazas: 5

Neumáticos: 185/65/14

Tracción: Delantera

Frenos: Delanteros de disco ventilados. Traseros de disco macizos
 

Aceleración 0-1 km/h: 15,5 seg

Velocidad máxima: 154 km/h

Capacidad depósito combustible: 35 l.

Peso en orden de marcha: 939 kilos

Par motor: 93 Nm / 4.8

Emisiones CO2: 119 g/km
 

Consumos oficiales:

Extraurbano: 4,2 l / 100 kms

Urbano: 6,6 l / 100 kms

Mixto: 5,1 l / 100 kms
 

Bien:

Imagen y diseño

Precio

Habitabilidad interior
 

Menos bien:

Motor

Consumo

Maletero
 
Precio: Desde 8.900 euros
 
José Luis Prados / ÓGS - oscar.gonzalez@portalcoches.net