MITSUBISHI ASX – Prueba Coche – Sin duda, la referencia SUV

Por sa , 28/09/2010

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona Mitsubishi
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

MITSUBISHI ASX – Prueba Coche – Sin duda, la referencia SUV
Prueba del Mitsubishi ASX. Ha llegado tarde, pero se ha puesto el primero. Con el Ford Kuga y el Nissan Qashaqi en el mercado, el ASX de Mitsubishi lo tiene difícil, pero posee argumentos ganadores. Probamos el Mitsubishi ASX 200 DI-D 4WD Kaiteki.



 
Ningún todoterreno ni ningún SUV habían despertado tanto expectación ni en la redacción ni en mi entorno como este Mitsubishi ASX. Y eso que han pasado por aquí algunos como GLK, Qashqai, XC60, Kuga, Grand Vitara, etc, etc. Las referencias del sector, hasta ahora, se llamaban Qashqai y Kuga. Nissan y Ford dieron en el punto justo con vehículos bastante diferentes por dentro y por fuera pero que respondían a una filosofía común. Ahora, Mitsubishi ha conseguido amalgamar todo en 4,30 metros. Tiene espacio, calidad, buenos acabados, un motor que consume poco y una tracción a las cuatro ruedas que trabaja de maravilla, gracias a los amplios conocimientos de la marca japonesa en los dos apartados que mejor se mueve, la tracción total o 4x4 y los todoterreno. Mitsubishi define su ASX como ‘Active Sport Crossover’, para resumir toda su experiencia en estos temas.
 
Puede parecer muy fácil contar con referencias en el mercado y hacer un producto que reúna lo mejor de todos y superarlos poniéndose a la cabeza de la listas de venta. Pero os podría poner más de una docena de ejemplos que por muy estudiados que estén, esos conceptos nunca se han superado, como mucho igualado, como el BMW M3 o el Nissan Patrol, por poner dos ejemplos claros, rápidos y concisos. Con las mismas armas, nadie les gana.
 
Mitsubishi ha sabido leer el mercado, sabía que tenía cartas ganadoras y con unos mimbres excepcionales ha elaborado un cesto de una calidad increíble, con tecnología punta y, encima, bonito. Su exterior es moderno y juvenil. El ASX ha pedido prestada la calandra a su hermano el Lancer y la ha exagerado todo lo que ha podido, con lo que los faros delanteros se muestran aún más agresivos y desafiantes. Con una infinita sensación de robustez, el Mitsubishi promete muchas cosas que, después, es capaz de cumplir. Y es de agradecer. La línea es bonita, elevada, con ruedas de 17 pulgadas y un perfil que permita pasar sin problemas por terrenos pedregosos y rotos. Quizá un pelín elevado si estás pensando hacerte con uno para uso casi exclusivo en asfalto, pero a este ASX no le asusta nada.
 
La parte de atrás está bien resuelta. Los pilotos, sin ser lo más de lo más, no son feos y cuentan con leds, y el aleroncillo situado arriba del todo le confiere aspecto deportivo. Sin embargo, la pequeña crítica de antes, la de la quizá elevada altura al suelo, es una de sus principales bazas en el campo, ya que los ángulos de ataque son espectaculares, y permite un uso off road que ni siquiera pueden soñar Kuga y Qashqai. Mitsubishi no ha dudado en recurrir al uso del programa de Dinámica de Fluidos Computacional (CFD) para aligerar peso, con acero de alta resistencia y lograr también un coeficiente aerodinámico de 0,32, que para un todoterreno es algo brutal.
 
Foto detalle del inerior del Mitsubishi ASXPor dentro, olvídate de lo que estás acostumbrado a ver en Mitsubishi. Es cierto que la marca de los diamantes nos ha dejado para su prueba la joya de la corona, el acabado Kaiteki –que sólo tiene como única opción la pintura metalizada (375 euros)- con el silencioso y ejemplar motor DI-D de 150 CV diesel –con tecnología MIVEC- y tracción 4x4. Aunque pueda parecer mentira, el precio es de 30.400 euros, lo trae todo en equipamiento y cuando te hable del consumo te va a parecer que me estoy riendo de ti.
 
Para empezar, no hace falta sacar la llave del bolsillo. El sensor la detecta y te franquea el paso. Botón de arranque, y a empezar a disfrutar. Asientos del mejor cuero, el del conductor con regulaciones eléctricas, y una vez ante el volante, lo mejor, es que la calidad visual y el aspecto y tacto de los mandos ha dado un salto de calidad espectacular. Tan solo chirría el plástico duro de la consola central, porque el del salpicadero es blandito, tipo Volkswagen Golf, la referencia para mí.
 
Lo que nos encontramos detrás de un volante con sus lógicos y respectivos mandos y botones –hasta 12 hemos contado-, es un cuadro de relojes moderno, con un diseño acertado, grandes, visualmente agradables, y con toda la información necesaria para un viaje o para el día a día. A destacar, la pantalla situada entre las dos esferas grandes, en la parte inferior, donde con el ordenador de a bordo estaremos informados de todos los parámetros configurables del coche. El diseño es casi futurista, pero fácil de leer. Sobresaliente.
 
También sorprende el navegador que preside la consola central. Es táctil, y detrás de él esconde la entrada HDD y de CD/DVD. Con un ligero toque, la pantalla bascula hasta dejarnos ver sus secretos. La pantalla es grande, se ve de maravilla, y no hemos sido capaces de encontrar el más mínimo error ni en su funcionamiento ni en sus mediciones. Debajo del navegador encontramos, ya sí, la tradicional zona de los mandos del sistema de aireación, que no han experimentado cambios con respecto al que vienen montando sus hermanos desde hace años.
 
En cuanto a espacio, vamos sobrados. Los asientos delanteros son muy cómodos, quizá debieran sujetar un pelo más en zonas de baches o curvas, pero no es nada grave. Detrás, cinco adultos gozan de bastante espacio, aunque, como casi siempre, sólo dos irán mucho más cómodos. El maletero, con 416 litros, y en dos planos, es una pasada, con la boca de carga bastante baja y formas regulares que permiten meter bultos enormes. La visibilidad es excelente, con retrovisores tamaño XXL, pero si añadimos que éste acabado tiene un techo panorámico inmenso y un sistema de iluminación gradual que posee un encanto de lo más romántico cuando viajas de noche, pues ya está dicho todo.
 
Vale, estéticamente, por dentro y por fuera, está fenomenal, pero… ¿A nivel dinámico? Pues… ¡aún mejor! Motor 2 DI-D de 150 caballos. Cambio manual, de seis velocidades (el cambio automático no se lo plantean ni a corto ni a medio plazo por su carácter residual en cuanto a ventas), y una potencia y aceleración que son dignos de muchos vehículos que existen en el mercado con pretensiones deportivas. Los 150 CV están casi siempre disponibles, aunque hay que reconocer que el coche se queda ‘muerto’ hasta que no pasa de las 2.000 revoluciones por minuto. El accionamiento de la palanca de cambios es ejemplar y engrana marchas a las mil maravillas. Por supuesto, el ESP se puede desconectar a voluntad.
 
Para casi el final dejo las dos cosas que más me han maravillado. Una es el consumo. Casi mil kilómetros de prueba por tierra mar y aire, y la cifra se ha quedado en unos ridículos 6,4 litros cada cien kilómetros. Sin duda, el sistema start@stop –la mayoría de las veces entra en funcionamiento incluso con el aire acondicionado a toda pastilla- y la indicación de cambio de marcha en la pantalla del ordenador de a bordo cuando es menester para ahorrar consumo son una grandísima ayuda. La tecnología ‘ClearTec’ desarrollado por Mitsubishi se muestra eficiente en este ASX y pronto estará disponible en toda la gama de sus productos. Por cierto que, todo cuenta, también dispone de un sistema de regeneración de la fuerza de frenado (GCS) y neumáticos de baja resistencia a la rodadura.
 
Foto del Mitsubishi ASXLo segundo, su capacidad off road. El Kuga, por ejemplo, no podría decir que es un auténtico todoterreno, aunque lo disimule de aquella manera con la tracción 4x4 en alguno de sus modelos. Su peso y sus protecciones, bastante bajas, hacen que la vida entre piedras y tierra sea mucho más difícil. En cambio, el ASX no le teme a nada. Para algunas fotos, de hecho, le hemos subido a montículos de arena y tierra no demasiado compacta y ha aguantado el tipo a las mil maravillas. Es más, nos cuentan que un bordillazo a una acera de casi una cuarta de altura a 40 kms/hora es como si un peso pluma le pega un capirotazo en los abdominales a un peso pesado. Con la ruleta instalada cerca del cambio, es muy fácil pasar del 2WD al 4WD o al ‘Lock’. En la primera posición circulas con las ruedas delanteras haciendo todo el trabajo. En el 4WD lo colocas en 4x4 de manera que sea la centralita del vehículo la que distribuya la tracción en función de las características del terreno, con un mínimo del 2% atrás y un máximo del 50%. Si pasas a la posición más a la derecha ‘Lock’, sí o sí tendrás aproximadamente 1,5 veces el par del modo 4WD Auto en las ruedas traseras. Ideal para cuando el vehículo está atrapado o la adherencia es muy baja. La tracción 4x4 lleva un sobreprecio, con respecto a la versión equivalente 4x4, de 3.800 euros en el caso del acabado Kaiteki y 3.300 en el acabado Motion.
 
Apenas han pasado unas pocas semanas desde que el ASX ha salido al mercado, de inicio con el motor testado aquí, pero ya están disponibles dos nuevas versiones de acceso. En gasoil hay una versión de 116 caballos, que para salir al mercado con un precio aproximado de 22.400 euros ha recurrido a un acabado denominado Challenge, algo más ligero que el Motion. En gasolina, único motor de 117 caballos y 1.590 centímetros cúbicos, que con el mismo acabado Challenge se sitúa en unos imbatibles 19.950 euros, impensable para todos sus rivales siquiera pensar en poder competir con este nipón de traza impecable y cualidades sobradas. Tan sólo me atrevo a comentar un par de aspectos mejorables. Quizá balancea mínimamente en asfalto a ritmos fuertes en curva, por aquello de la altura, y quizá los frenos se puedan fatigar un poco antes de lo normal con cierto tacto esponjoso que de ninguna manera es preocupante. Y lo digo porque, en el apartado de seguridad, también es la referencia.
 
Ya me perdonarás el ladrillo, pero no me resisto a enumerarte aquí el equipamiento de serie del ASX.
 

El acabado MOTION, 24.150 euros con el motor DI-D de 150 CV diésel ya equipa:

Sistema de parada y arranque automático (AS&G)

ABS con EBD y BAS (asistencia a la frenada de emergencía)

Sistema de señalización de frenada de emergencia

Control de tracción y estabilidad activo (ASTC)

Doble airbag delantero de dos etapas con función de desconexión para el pasajero

Airbags laterales delanteros y de cortina

Airbag de rodilla para el conductor

Faros de Xenón Super-HID autonivelables con lavafaros

Sistema Bluetooth para teléfonos móviles con mandos al volante

Llantas de aleación de 17” (neumáticos 215760 R17)

Sistema de asistencia al aparcamiento trasero (radar de aproximación)

Climatizador automático con filtro antipolen

Equipo de sonido con reproductor de Cds y MP3 (6 altavoces)

Conexión auxiliar de audio y USB

Mandos de audio integrados en el volante

Volante y pomo de la palanca de cambios de cuero

Cruise control (Control de velocidad de crucero)

Sensor de oscuridad y encendido automático de luces

Sensor de lluvia y funcionamiento automático de los limpiaparabrisas

Faros antinieblas delanteros con luces diurnas integradas

Cristales traseros con tratamiento de privacidad

Retrovisores exteriores abatibles eléctricamente con intermitentes de LEDs integrados

Parrilla delantera deportiva “Jet Fighter” con embellecedor cromado

Dirección asistida eléctrica con regulación en profundidad

Elevalunas eléctricos delanteros y traseros con sistema antiatrapamiento

Cierre centralizado con apertura remota de puertas

Retrovisores exteriores eléctricos y calefactables

Ordenado de viaje (consumo medio, velocidad media, autonomía, temperatura exterior)

Reposabrazos delantero deslizable con guantera y trasero con portabebidas

Retrovisores y manillas exteriores de las puertas en el color de la carrocería

Embellecedor cromado en la parte interior de las ventanas laterales
 

El ASX KAITEKI 4x2 añade:

Tapicería de cuero

Asientos delanteros calefactables

Asiento del conductor eléctrico

Sistema de apertura de puertas sin llaves y encendido del motor mediante el botón “Start”

Equipo de sonido Premium Rockford Fosgate (710 W y 9 altavoces)

Cargador de Cds con capacidad para 6 discos
 

Si eliges el ASX KAITEKI 4WD, viene de serie con:

Sistema de tracción All Wheel Controlo (AWC)

Sistema de navegación MMCS con pantalla táctil de 7” y disco duro de 40 GB

Servidor de música (substituye al cargador de Cds)

Cámara de visión trasera (asistencia al aparcamiento)

Techo panorámico de cristal con iluminación ambiental por LEDs

Barras portaequipajes en el techo
 

CON LA MANO EN EL CORAZÓN

Si quieres ir a la moda con un SUV con cualidades sobradas, tanto para el asfalto como para el campo, de verdad que no he probado ninguno mejor que este Mitsubishi ASX, que además tiene un precio más que razonable. Una compra impecable.
 

UN COCHE PARA…

…los que ven el Qashqai con buenos ojos pero no les termina de convencer por lo que sea. El que quiera una especie de SUV pero va a utilizarlo más de una vez o dos lejos del alquitrán. Aunque si el uso es solo asfáltico, tampoco se arrepentirá.
 
KILÓMETROS PRUEBA – 950 Kms
 
PORCENTAJE (Ciudad-carretera-autovía) 25%-45%-30%
 
---------------------------------------------------
 
Mitsubishi ASX 2 DI-D 4WD Kaiteki
 

Cubicaje / Potencia: 1.798 cc – 150 CV a 3.000 RPM

Caja de cambios: Manual de 6 velocidades

Alimentación: Diesel. Inyección directa Common Rail
 

Longitud / Anchura / Altura: 4.295 / 1.770 / 1.615 mm

Distancia ejes: 2.670 mm

Maletero: 416 litros

Nº plazas: 5

Neumáticos: 215/60 R17

Tracción: 4x4

Frenos delanteros: Discos ventilados 294 mm

Frenos traseros: Discos macizos 302 mm
 

Aceleración 0-1 km/h: 10 seg.

Velocidad máxima: 198 km/h

Capacidad depósito combustible: 60 l.

Peso en orden de marcha: 1.525 kg

Par motor: 3 Nm / 2.0-3.0 r.p.m.

Emisiones CO2: 150 g/km
 

Consumos oficiales:

Extraurbano: 4,2 l / 1 kms

Urbano: 6,7 l / 1 kms

Mixto: 5,2 l / 1 kms
 

Bien:

Consumo

Equipamiento completísimo

Aptitudes en asfalto y off road
 

Menos bien:

Frenos

Peso un poco elevado

Plásticos duros en consola central
 
Precio: Desde 19.950 euros (30.400 versión probada)
 
Óscar González Soria - oscar.gonzalez@portalcoches.net