INFINITI G37 CABRIO – Prueba Coche – Un descapotable con carácter

Por sa , 10/09/2010

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona Infiniti
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona G CABRIO
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

INFINITI G37 CABRIO – Prueba Coche – Un descapotable con carácter
Como marca de lujo, Infiniti no podía dejar de tener un descapotable en su gama. Este convertible de techo duro es un dechado de virtudes por motor y comportamiento, pero consume bastante. Aquí está el test del Infiniti G37 Cabrio.
 



En esta ocasión nos hemos puesto al volante de la versión descapotable del ya conocido G37. Y en líneas generales nos ha gustado. Sobre todo, el carácter deportivo que tiene, gracias a su propulsor de 320 caballos que, aunque sobre el papel parece lógico que haya que comparar este coche con el Lexus IS 250 C, en la práctica la orientación de ambos vehículos les hace casi antagónicos, porque si en el Lexus probado hace unas semanas todo está orientado al confort y al placer de conducción con sus 208 caballos, en el Infiniti imperan las sensaciones deportivas, el tacto duro y la aceleración brusca, eso sí, sin renunciar a su cuota de lujo con un interior en el acabado Premium que puede quitar el hipo a más de uno.
 
Exteriormente, Infiniti sigue siendo fiel a sus principios y a su imagen, con muy pocos cambios estéticos con respecto al modelo inicial, tan solo los obligados de la carrocería correspondiente al modelo descapotable. La línea, los faros, la parrilla delantera, los pilotos traseros… todo nos suena de los modelos hermanos. Aprovechando al máximo las sinergias con el resto de su familia, nos encontramos con un chasis maravilloso, convenientemente reforzado para soportar los casi 1.9 kilos de peso y la conducción deportiva con el techo abierto. Al G37 Cabrio, en el exterior, se le ven las intenciones en cuanto reparas en las preciosas y efectivas llantas de 19 pulgadas que calza. La calidad visual sigue en evidencia al hablar de la pintura exterior, en este caso color Moonlight White, tratada con barnices y polímeros especiales para lograr una capa autorreparable denominada ‘Scratch Shield’… otro detalle más de la exclusividad de esta marca y la responsabilidad que conlleva ofrecer un producto Infiniti en el mercado.
 
Eso por fuera, porque por dentro el lujo sigue siendo la nota predominante. En el caso de la unidad probada, el interior Monaco Red Cuero + Madera de arce con efectos rojos quizá vaya enfocada a un público de cierta edad, olvidada ya la época del guateque, y con gusto por lo recargado y lo ostentoso. El cuero rojo de los asientos puede pasar, pero los detalles de la consola central, y demás partes del interior a juego quizá sean demasiado para los que no les guste la estética ‘mueble bar granate acolchado de finales de los 70’. Al menos hay dos detalles que nos gustan sobremanera: el hecho de que los asientos tengan dispositivos tanto para calentar como para enfriar a sus ocupantes, y los altavoces Bose dispuestos a ambos lados de los reposacabezas, que cumplen una función, además, estética, digna de mención.
 
foto detalle del interior del Infiniti G37 cabrio DescapotableEn cuanto al puesto de conducción y alrededores cuenta con lo habitual en las marcas premium. Entramos con la llave en el bolsillo; el I-Key te lo pone fácil. El coche detecta su presencia, y con sólo tocar el tirador de la puerta el paso quedará franco. Sigue con la llave en el bolsillo. Toca el botón de arranque. El asiento y el volante se pondrán automáticamente a tu medida (si lo has programado antes, claro). La operación se repite a la inversa cuando terminas de conducir, ya que volante y asiento se retraen para facilitar la salida del vehículo. Una vez volante y asiento en su sitio, un segundo toque en el botón de arranque con el freno pisado pone en marcha el motor. Dentro tenemos el habitual ordenador de a bordo y un navegador con pantalla táctil algo más actualizado –ahora te pone la velocidad máxima legal de la vía por la que circulas- que los vistos hasta ahora, aunque el modo de funcionamiento sigue siendo el mismo, con idéntica estética. La sensación de lujo en un habitáculo equipadísimo a todos los niveles es lo primero que notas. No sólo visualmente. Pero claro, mientras rozas el acelerador y oyes el pequeño rugido, te fijas en que la zona roja empieza ¡a las 7.5 vueltas! Y empiezas a sonreír de oreja a oreja. Por cierto que al regular el volante en altura o profundidad ‘arrastrarás’ con él el tablero del cuadro de mandos.
 
A destacar entra la inmensa cantidad de gadgets empleados para la comodidad y la seguridad de los ocupantes, el Control de Crucero Inteligente (ICC, 1050 euros), que acentúa aún más el placer de conducir. Tras una sencilla programación, casi te puedes olvidar de accionar los pedales, ya que el coche, gracias a sus sensores, calcula la velocidad y la distancia con el vehículo que te precede y adecúa la marcha de manera automática… casi de ciencia ficción. Por supuesto todo esto se añade a los habituales ABS, EBD, ESP, TCS, etc, etc. Me sigue sin convencer que el botón del ESP está muy escondido, abajo a la izquierda del volante, ni que el ICC debe ir siempre activado con la velocidad de crucero activada. Ninguno de los dos puede funcionar sin el otro. Por cierto que en nuestra unidad de pruebas el sensor de párking estaba desactivado y ‘sólo’ disponía como ayuda para aparcar la cámara de visión trasera que se activa inmediatamente que sitúas la palanca del cambio en ‘R’ para dar marcha atrás. El freno de estacionamiento sigue siendo de pedal, situado cerca del reposapiés. Por cierto, y van dos modelos de Infiniti en el que lo hemos detectado, con lluvia el sensor que mide la distancia con el coche de delante deja de funcionar, con lo que tampoco va la velocidad de crucero.
 
Aquí nos encontramos una vez más con el conocido y gastón motor V6 3.7 de 320 caballos, que en esta ocasión nos ha sorprendido por su elevado consumo. Hasta tal punto, que estamos seguros que un ecologista recalcitrante se asustará al ver las cifras lo mismo que si ve a alguien matando a una foca dándole golpes en la cabeza con un lince ibérico. En ciudad ha rozado, durante el test, los 18 litros, y en el cómputo global nunca bajó de 12. Entendemos que en el siglo XXI hay maneras para, manteniendo el genial y espectacular rendimiento de un coche, las cifras puedan ser más contenidas, así como los 264 gramos de CO2 emitidos por cada kilómetro. Hay coches que se ponen de 0 a 1 por hora en menos de los 6,4 segundos que tarda este G37 Cabrio y consumen bastante menos.
 
Foto detalle el Infiniti G37 Cabrio DescapotableA nivel dinámico sólo parabienes. En un tiempo récord hemos sometido al Infiniti a la tortuosa prueba de pasar dos puertos de montaña de la sierra madrileña y nos ha dejado con la boca abierta, pues a pesar de ir descapotado, las prestaciones y el empaque del coche han sido formidables. Eso sí, hemos notado que, sin cortavientos de ningún tipo, a 120 por hora ni con las ventanillas subidas podemos mantener una conversación sin gritar. A 90, con las ventanillas subidas, sería posible. A la hora de encadenar curvas nos ha encantado disponer de levas en el volante, aunque sean fijas y no giren con el aro. Utilizando estos mandos, nos ha parecido frustrante que si vas por debajo de las 2.0 RPM no te deje subir marchas y que si vas por encima de las 4.0 no te deje reducir un poco más para sacar más chicha al motor en altas. La tracción trasera, típica de los deportivos, es muy excitante y el coche se sujeta siempre en cualquier aceleración, por brusca que sea, y en el cambio rápido de pesos el coche cumple con matrícula de honor, aunque el control de tracción apenas deje chirriar las ruedas en curvas cerradas.
 
En cuanto a espacio el coche no va mal. Sólo hay dos plazas traseras, pero son confortables, con sillones casi idénticos a los de las plazas delanteras. Llama la atención sobremanera el hueco que hay en el interior del reposabrazos central, un auténtico pozo sin fondo. Además, cuenta con la entrada para acoplar tu USB y disfrutar de tu música a través de los 13 altavoces disponibles.
 
El techo se abre o se cierra en medio minuto. No es el más rápido del Oeste, pero a menos de diez por hora puedes activarlo incluso en marcha. El pero más flagrante del techo es el hueco del maletero. Cuando vas con el coche cubierto dispones de 366 litros de maletero, que no están mal, pero cuando decides ir con la cabellera al viento, el hueco se transforma en poco más que un bolsillo de un tejano, con tan solo 71 litros de capacidad, muy estrechos, en el que prácticamente no cabe nada.
 
Mientras esperamos como el maná un motor diesel o un gasolina que consuma menos, puedes hacerte con este Infiniti Cabrio por 63.010 euros, la versión GT Premium. La unidad probada estaba en 64.950, el resultado de sumar los 925 euros de la pintura y los 1050 del interior ‘de rancio abolengo’.
 

CON LA MANO EN EL CORAZÓN

El Infiniti G 37 Cabrio es un descapotable muy lujoso, bien equipado y con un tacto deportivo exquisito. Tanto se han centrado en estos dos temas, que la ecología no se ha rozado ni de refilón. Se podría haber disimulado un poco con un sistema Start&Stop, un indicador eco de marcha a engranar…
 

UN COCHE PARA…

…los que ya han dejado huella en la vida y ya sólo buscan, les apetece, disfrutar de los frutos de su trabajo y de los réditos. Para los que les gusten los coches potentes y un interior en el que se haga alarde de poderío económico, sin importarle el escudo que vaya en el morro del coche.
 
KILÓMETROS PRUEBA – 650 Kms
 
PORCENTAJE (Ciudad-carretera-autovía) 30%-35%-30%
 
---------------------------------------------------
 
Infiniti G37 GT Premium Cabrio
 

Cubicaje / Potencia: 3.696 cc – 320 CV a 7.000 RPM

Caja de cambios: Automática de 7 velocidades

Alimentación: Gasolina. Sistema de admisión de altoflujo
 

Longitud / Anchura / Altura: 4.660 / 1.850 / 1.400 mm

Distancia ejes: 2.850 mm

Maletero: 366 litros (71 con capota quitada)

Nº plazas: 4

Neumáticos: 225/45/19 (del); 245/40/19 (det)

Tracción: Trasera

Frenos delanteros: Discos ventilados 355 mm con ABS de 4 canales

Frenos traseros: Discos ventilados 350 mm con ABS de 4 canales
 

Aceleración 0-100 km/h: 6,4 seg.

Velocidad máxima: 250 km/h

Capacidad depósito combustible: 80 l

Peso en orden de marcha: 1.898 kg

Par motor: 360 Nm / 5.200 r.p.m.
 
Emisiones CO2: 264 g/km
 

Consumos oficiales:

Extraurbano: 8,3 l / 100 kms

Urbano: 16,4 l / 100 kms

Mixto: 11,4 l / 100 kms
 

Bien:

Motor

Navegador actualizado y completo

Equipamiento muy elevado
 

Menos bien:

Consumo

Emisión de CO2

Maletero diminuto con techo quitado
 
Precio: Desde 63.010 euros
 
Óscar González Soria - oscar.gonzalez@portalcoches.net