Prueba del BMW 330D Cabrio – Descapotable ejemplar

Por sa , 21/09/2009

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona BMW
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona SERIE 3 CABRIO
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Prueba del BMW 330D Cabrio – Descapotable ejemplar
Es muy grato descubrir este cabrio. A mi modo de ver de forma absolutamente triunfante, porque imaginaros todo lo que ofrece la serie 3 de BMW pero además con techo rígido descapotable.




Claro que tenemos otros descapotables en la marca alemana, pero ya tenemos que pasarnos a los dos plazas de la serie Z o a los de la serie 6 que llevan techo de lona, como el fenomenal y ya probado en esta sección BMW 135i Cabrio que lleva el techo como los de la 6. Los techos de lona se argumentan en su bajo peso, pero personalmente y por temas absolutamente terrenales y prácticos, prefiero el techo rigido. Porque vivimos en el país de la envidia y si mi cartera me permitiera tener uno de estos en mi garaje, no me gustaría levantarme por la mañana y encontrarme el techo de lona cortado con un cuchillo como ya conozco algún caso. Aparte esta el tema de la seguridad, que si, que ya sabemos que los descapotables llevan sistema de seguridad para posibles vuelcos, pero que quereis que os diga, yo que soy de los que viven bajo el lema “Aquí corrió” que no que digan “Aquí murió”, me inspira mas confianza un techo rigido cuando lo llevo cerrado. Aparte esta el tema de ruidos en marcha y problemas como la estanqueidad en caso de lluvia, que de todo hemos visto en esto de probar coches.
 
Visto desde el exterior y con el techo cerrado, da el pego y parece un BMW cualquiera, y digo lo de “cualquiera” sin ánimo de desmerecer, que a tanto no me atrevo, si no refiriéndome a que esta tan bien acabado que ni se sospecha que estamos ante un cabrio.
 
Cuando te subes no te ves atosigado por un montón de botones que precisan de 8 horas delante del manual del coche para enterarte de que va cada uno, todo es sencillo, la clásica pantalla LCD que se administra desde la rueda de consola, donde dispones de información a raudales, sin escatimar, en la línea de BMW. Podría escribir un artículo solo sobre esto pero lo resumiré en contaros que podeis dar las instrucciones por voz sin soltar el volante, que lleva un GPS fantástico y de lo mejorcito que he visto, que dispones de información sobre el estado mecánico del coche, incluyendo cosas como el estado de los frenos, que puedes conectar dispositivos USB o que los asientos pueden regularse de todas las formas imaginables de forma eléctrica y además almacenar en memoria tu posición favorita.
 
Que más cosas nos ofrece como equipamiento que se destaquen y que yo recuerde (Porque son muchas, pero muchas las que trae de serie), luces de faros bixenon con luz diurna permanente. Monitor de rpesión, un botón que sube o baja todas las ventanas a la vez, llantas de 17 pulgadas sin rueda de repuesto porque son del tipo Run-flat. Si tu bolsillo te lo permite, puedes irle poniendo “gadgets” como el deflector de viento (380 euros), sensores de parking (534 euros), cuero (796 euros), conexión automática de luces (155 euros) y mucho mas…
 
La unidad de pruebas venia con un motor diesel de 231 CV, alimentado por inyección directa, turbo e intercooler, pero al que he notado algo “flojo” para las prestaciones que tiene, no sé si será porque mover 1.825 kgs no es moco de pavo, empuja bien y sobradamente, pero no he sentido el toque deportivo que esperaba en este sentido. El consumo medio se acerca a los 8 litros reales y sin pasarte con el acelerador, combinando conducción con el techo abierto y cerrado.
 
La capota tarda 23 segundos en recogerse y hay que detener el coche por completo, en mi caso y durante la prueba por ejemplo quise descapotarlo al parar en un semáforo en pleno Paseo de la Castellana en Madrid, en la mitad del proceso el semáforo se puso en verde, arranca con la capota a la mitad hasta que pilles otro que se ponga rojo, vamos, todo un espectáculo y yo llamando la atención no por el cochazo con el que iba paseando si no por el tremendo ridículo de rodar con el techo así. BMW debería de plantearse este sistema y permitir como la mayoría de los cabríos de la competencia poder plegar o desplegar el techo circulando a bajas velocidades.
 
El aislamiento de cabina es excelente, si conduces con la capota cerrada es una berlina de lujo donde puedes mantener una conversación entre los cuatro ocupantes sin necesidad de subir el tono de voz. Si circulas con el techo descubierto, a partir de los 120 kms/h podrán conversar con absoluta normalidad los pasajeros delanteros, pero los de atrás tendrán que subir bastante la voz. Igualmente al rodar con el techo descubierto el aire es imperceptible adelante pero atrás se vuelve bastante molesto.
 
El comportamiento del coche en conducción es intachable a pesar de sus 18 kilos, uno no imagina que se puedan coger curvas a las velocidades que se toman con este cabrio, sin que se mueva ni un milimetro, sin pestañear y con un aplomo en su paso por curva que pareciera estuvieras a bordo de un fórmula 1. Sobresaliente para la suspensión que cumple sobradamente y que a mi opinión es lo más destacable en su comportamiento dinámico. Lo he conducido en practicamente todo tipo de carreteras, autopista, secundarias y alguna local. La suspensión (Tipo McPherson delante y paralelogramo deformable detrás) siempre ha sido intachable, aparentemente y la primera impresión es de que será demasiada rigida y corta en su recorrido, pero nada que ver con la realidad, sencillamente absorbe todo y no importa el estado del asfalto. La frenada esta encargada a discos de 348 mm delante y atrás 336mm. Con ABS, asistente de emergencia y sistema de compensación en curva CBC.
 
El maletero pierde la mitad de su capacidad al viajar con el techo abierto, se guarda ahí y necesita mucho espacio, permite llevar un par de maletas medianas y alguna bolsa suelta, poco más. Sus cuatro plazas son reales y muy cómodas. Este y todos los citados, argumentos de sobra para darse un capricho y disfrutar de la vida y de la conducción con una maravilla de BMW descapotable.
 
BMW 330D Cabrio
 
Cubicaje / Potencia: 2.993 cc - 254CV a 4.0 RPM
Caja de cambios: Manual de 6 velocidades
Alimentación: Diesel, inyección directa, Common Rail
 
Longitud / Anchura / Altura: 4.580 / 1.985 / 1.384 mm
Distancia ejes: 2.760 mm
Maletero: 210 litros
Nº plazas: 4 adultos
Neumáticos: 225/45/R17
Tracción: Trasera
Frenos: Disco ventilado de 348 mm / Disco ventilado de 336 mm
 
Aceleración 0-1 km/h: 6,4 segundos
Velocidad máxima: 250 km/h
Capacidad depósito combustible: 61 l.
Peso en orden de marcha: 1825 kilos
Par motor: 5 Nm / 1.750-3.0 RPM
Emisiones CO2: 162 gm/km
 
Consumos oficiales:
Extraurbano: 5,2 l / 100 kms
Urbano: 7,7 l / 100 kms
Mixto: 6,1 l / 100 kms
 
Precio: Desde 56.100 euros
 
Floren Serrano