El carburante del mañana

Por sa , 24/03/2011
Novedades Salón París 2018
comparte:



Últimas Noticias

El carburante del mañana
¿Sabes que si analizamos la gasolina con un cromatógrafo de gases, veremos que está formada por más de 400 componentes? Muchos, ¿no? Pues alucina porque el gasóleo de los motores diesel lleva entre mil y mil quinientos componentes. Sorprendente...
Gracias a la empresa BP, que nos ha abierto sus puertas y también nuestra mente, podemos contarte algunos de sus secretos para lograr productos como la nueva generación de carburantes BP Ultimate, Ultimate 98 y Ultimate Diesel, referencia del mercado en cuanto al uso de una tecnología avanzada que no sólo hace que el carburante rinda más y mejor, sino que a la vez limpia el motor, eliminando residuos e impurezas y alargando su vida útil en perfectas condiciones.
 
¿Te has preguntado alguna vez qué proceso sigue el petróleo que se extrae del subsuelo hasta que se convierte en combustible para nuestros vehículos? ¿Cómo pasa una especie de engrudo negro a convertirse en un fino y transparente líquido vital para que nuestros coches y motos puedan funcionar? ¿La química juega un papel fundamental? ¿Qué diferencia la gasolina del gasoil? Portalcoches.net ha viajado hasta Bochum, en Alemania, donde la petrolera BP tiene uno de sus cuatro centros de investigación repartidos por el mundo. Coincidiendo con el lanzamiento en España de la nueva línea de productos BP Ultimate, te contamos todos los secretos confesables de las empresas petroleras para poner a nuestra alcance los productos más refinados para sacar todo el partido a los motores que animan nuestros vehículos en el día a día.
 
Con 650 estaciones de servicio en España, nuestro país es uno de los tres más importantes en Europa para BP, junto a Alemania y Gran Bretaña, gracias a la refinería que tienen en Castellón. Su cuota de mercado en España se acerca al diez por ciento y poco a poco se adentra en el azaroso mundo de la búsqueda de energías con bajo contenido en carbono. En paralelo a esto, su labor en el campo de la investigación de nuevos carburantes es continua, y durante los últimos cinco años han centrado sus esfuerzos en las sedes de Gran Bretaña, Alemania, Australia y Ciudad del Cabo en Sudáfrica, en la creación y pruebas de la nueva generación BP Ultimate de gasolina y diesel, BP Ultimate 98 y BP Ultimate Diesel.
 
Las claves que han motivado esta nueva generación de carburantes son diversas, pero la principal ha sido la búsqueda de carburantes que limpien y protejan el motor para mejorar su eficiencia. Para ello, lógicamente, se ha intentado elaborar un combustible capaz de reducir al mínimo los depósitos y residuos acumulados o, si se emplea desde el principio, que la sedimentación de estos residuos sea prácticamente nula, protegiendo además contra la corrosión. La reducción de los lodos producidos en la combustión del diesel ha sido fundamental. La reducción de las fricciones entre pistón y paredes del cilindro con la Ultimate 98 también ha sido básica en el desarrollo tecnológico de esta gasolina, que tiene una mejor combustión, más eficiente y con menor consumo energético gracias a que tiene más octano, entre otras cosas. Tanto en gasolina como en diesel en BP han añadido gran cantidad de componentes activos y en la empresa están orgullosos de poder decir que su producto diesel tiene más cetanos que ninguno de la competencia. En este gasoil de gran calidad, se ha logrado, incluso, reducir la espuma que se produce al repostar y que evita poder llenar hasta el borde el depósito de nuestros vehículos diesel.
 
En Bochum nos explican que un buen combustible es como una sopa. No se trata sólo de echas muchas especias –aditivos- a la sopa. Hay que saber qué propiedades tiene cada aditivo y en qué cantidad mezclarlos para lograr que una sencilla sopa se convierta en una tres estrellas Michelin.
 
La tarea, aseguran, no es nada fácil, y como muestra bastan los cinco años de investigación y los cientos de personas -40 de ellas científicos- empleadas en su investigación hasta desarrollar y llevar al mercado los nuevos combustibles Ultimate. Por si fuera poco, las marcas de automóviles y motocicletas cada vez desarrollan nuevos motores que tienen unas exigencias distintas a los tradicionales, con lo que la investigación y la innovación deben ser continuas. A esto hay que sumarle otro factor importante, ya que las legislaciones suelen ser distintas en los países y cada vez más hay que incorporar más porcentaje de biocombustibles a la fórmula mágica. Nos cuentan, a título informativo, que los aditivos que se incorporan al combustible con el que habitualmente repostamos suele ir en paquetes. Unos para limpiar, otros para proteger, otros para lubricar, otros anticorrosivos…
 
Actualmente, en España, la legislación permite hasta un 10 por ciento de biocombustibles, cifra que ya es habitual en Francia, Alemania u Holanda, pero en BP, de momento, son pioneros con un 2 por ciento del total. La base del mismo es el etanol, proveniente, principalmente de la caña de azúcar o la remolacha.
 
En un fascinante paseo por las instalaciones de BP en Bochum comprobamos que muy pocas cosas, por no decir nada, se dejan al azar. Son numerosos los bancos de pruebas y los dinamómetros de chasis que tienen en la planta. Los hay preparados para acoger el coche entero y otros para los que, previamente, ha habido que desmontar el propulsor y someterlo a todo tipo de pruebas, comparativas o no, con los productos BP Ultimate. En Bochum, por ejemplo, se ha llegado a acuerdos con varias marcas de coches, como BMW, Ford o Volkswagen, que ceden entre 25 y 60 coches al año para estas investigaciones de las que después, obviamente, también se benefician. Entre unas cosas y otras, sean hecho más de medio millón de kilómetros hasta dar con la fórmula final de esta nueva generación de combustibles BP.
 
En BP nos muestran pistones, cilindros y el efecto de los carburantes convencionales de la competencia y los suyos, prácticamente impolutos, después de haber sido sometidos a idénticas pruebas de desgaste y duración. Quizá lo más impactante es la modificación de un Audi A8 en el que se ha dividido su motor V8 de 4,2 litros en dos, logrando aislar dos propulsores de 4 cilindros cada uno. La diferencia en cuanto a la pulverización del combustible por parte de los inyectores y los residuos acumulados en una y otra parte del motor, visto con microcámaras, no dejan lugar a la duda.
 
Cuesta un poco sacar las cifras más jugosas para nuestros intereses, pero al final terminamos por saber que, según los cálculos de BP, con la Ultimate 98 se ahorra un 4,6% de carburante y con el Ultimate Diesel un 1,3. Tomando como referencia un depósito medio de 55 litros, con la BP Ultimate 98 se pueden recorrer 39 kilómetros más, mientras que en el caso de la Ultimate Diesel la distancia obtenida de más es de 42,2 kilómetros, todo un maratón. La reducción de las emisiones es también un logro digno de mención. Además, en la compañía energética están especialmente orgullosos de que los moteros son los clientes más fieles a este tipo de gasolina de alta calidad.
 

Óscar González Soria – oscar.gonzalez@portalcoches.net